¿Es el sobrecalentamiento del Nuevo iPad el nuevo ‘antennagate’?

EmpresasMovilidad

Según Apple, la temperatura que alcanza el tablet está dentro de sus “especificaciones térmicas”.

Pocos días después de haberse puesto a la venta en una docena de países, el Nuevo iPad ya está comenzando a registrar sus primeras críticas por parte de algunos compradores y páginas especializadas.

Un análisis en profundidad del Nuevo iPad realizado por la web Consumer Reports ha ‘encendido’ la polémica. El producto estaba dejando encantados a los reviewers de la página hasta que llegaron al apartado de su temperatura. Según sus pruebas, la tercera generación de la tableta de Apple alcanza los 116 grados Fahrenheit (unos 46 grados Celsius), lo que supondría 13 grados (o 5,5 de nuestros grados) más que su predecesor.

La página afirma que el calor se tienda a concentrar sobre todo en la parte inferior izquierda del tablet, muy cerca del botón de Inicio, y está pensándose si recomendar el producto por este pequeño ‘fallo’. No lo tildan de un problema mayor, pero sí advierten de que el dispositivo tiende a estar más caliente cuando está enchufado a la corriente.

Los que han adquirido el Nuevo iPad también están comenzando a quejarse del mismo problema. Algunos compradores han comentado en foros que simplemente “hay una esquina más caliente”, pero también hay otros más extremistas que señalan que “el iPad se calienta tanto que resulta incómodo sostenerlo”.

Que el equipo genere más calor es algo evidente, teniendo en cuenta la mayor resolución de pantalla y potencia del procesador, pero ¿es algo realmente preocupante? ¿Corre riesgo el tablet de sufrir alguna combustión o incendiarse?

Un portavoz de la firma de Cupertino, Trudy Muller, ya ha salido al paso de estas acusaciones y ha señalado que la temperatura que alcanza el tablet está dentro de los estándares permitidos. “El Nuevo iPad ofrece una increíble Pantalla Retina, chip A5X, soporte para redes 4G LTE, 10 horas de autonomía a la vez que opera bien dentro de nuestras especificaciones térmicas. Si los usuarios tienen quejas deberían ponerse en contacto con AppleCare”, comenta Muller.

Los últimos lanzamientos de dispositivos móviles de la manzana han acarreado consigo algún problema. Esta historia ‘maldita’ de incidencias comenzó con lo que llegó a denominarse ‘antennagate’. Con el iPhone 4 la empresa de Cupertino estrenaba un nuevo diseño de antena que incluía a ésta en su parte exterior. Varios usuarios zurdos descubrieron que al coger el teléfono éste perdía cobertura, ya que se tapaba fortuitamente el espacio destinado para la antena. Aunque Apple negó el problema en un primer momento, señalando que era algo que ocurría en todos los terminales, finalmente reconoció el error (Steve Jobs incluso tuvo que dar una rueda de prensa exprés) y regaló fundas a sus compradores para evitarlo. Recientemente, la compañía ha decidido compensar a sus compradores con 15 dólares en iTunes, tras registrar 18 demandas colectivas.

El iPhone 4S, lanzado en septiembre, tampoco se libró de la polémica. Su punto flaco tras su lanzamiento fue la batería, que duraba mucho menos de lo esperado. Apple lanzó una primera actualización de software para corregir el fallo que no tuvo demasiado éxito y finalmente erradicó el problema con la liberación de la versión 5.1 de iOS.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor