¿Música instantánea?

Empresas

La mensajería instantánea puede jugar un papel crucial en la batalla del mercado de música online.

¿Mensajería instantánea o música instantánea?

La semana pasada Yahoo adquirió el servicio de música digital Musicmatch por 160 millones de dólares en efectivo en un movimiento que añade un reproductor multimedia, una tienda de música digital y un servicio de suscripción al arsenal de la compañía. A pesar de esta adquisición, Yahoo está en camino de lanzar su propio servicio de música, según se ha dejado oír en algunos medios de Estados Unidos y, a la larga lo combinará con Musicmatch.

Los planes de Yahoo todavía están incompletos, pero fuentes cercanas a la compañía dicen que la mensajería instantánea tendrá un gran papel en esos planes. Y es que aunque el software de mensajería instantánea ya permite a los usuarios escuchar la radio online, las nuevas versiones dejarán que consumidores compartan e interactúen con las listas de canciones de otros.

Es un hecho reconocido que Microsoft tiene intereses similares en intentar que MSN Music interactúe con MSN Messenger. En una conferencia de prensa celebrada el mes pasado en Estados Unidos Yusuf Mehdí, vicepresidente corporativo de MSN describió un escenario en el que dos usuarios de mensajería instantánea podrían escuchar las listas de canciones del otro y después comprarlas si lo deseaban.

De forma un tanto sigilosa, MSN ya ha empezado a jugar con las listas de canciones compartidas. La última versión de MSN Messenger, la 6.2, contiene un enlace hacia una aplicación en pruebas denominada ThreeDegrees. Entre otras características, el software permite a una persona compartir una lista de canciones con otros miembros de un grupo privado.

Por su parte, America Online no ha hablado públicamente sobre sus futuros planes respecto a la música online, pero su último AOL Instant Messenger, la versión 5.9, incluye un botón hacia la radio online de Netscape.

Una buena oportunidad

Para los portales web, zambullirse en el mercado de música online significa alcanzar al iTunes de Apple, actualmente el líder de este mercado. Para conseguirlo, los portales tendrán que aprovechar cada posible ventaja, como la promoción a través de áreas de mucho tráfico online e incluir servicios en aplicaciones como la mensajería instantánea.

Junto con el correo electrónico y la navegación por Internet, la mensajería instantánea es una de las actividades más populares en Internet. Diferentes estudios han demostrado la lealtad de los usuarios, que permanecen conectados durante horas.

La adición de música digital ilustra la transformación de la mensajería instantánea a lo largo de los años desde unas simples conversaciones de texto a la existencia de un panel de control para las aplicaciones multimedia.

AOL, MSN y Yahoo han añadido docenas de características a sus tecnologías para ampliar la apetencia por la mensajería instantánea. Las actuales versiones de Yahoo Messenger, MSN Messenger y AIM permiten a los usuarios jugar, compartir fotografías, escuchar emisoras de radio online, comunicarse a través de cámaras web y enviar mensajes de texto a teléfonos móviles.

Sin embargo, el matrimonio entre la mensajería instantánea y la música no se hará sin daños. Las discográficas ya han expresado su preocupación sobre los servicios que permiten a la gente intercambiar o incluso escuchar las listas de éxitos de los demás, y la mensajería instantánea está muy cercana al terreno de las redes peer to peer (p2p).

En este sentido, el programa iTunes de Apple, ya permite esto, dejando que los usuarios que están en la misma red interna curioseen en las listas de los otros, e incluso las escuchen. A este respecto, las discográficas han señalado que los usuarios que forman parte del mismo servicio de suscripción pueden escuchar las listas de éxito de los demás porque ya están pagando por ese servicio. Pero permitir que un usuario de mensajería instantánea curiosee en la música de los demás, e incluso pueda escucharla sin pagar por ello, podría ser un problema.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor