¿Paso lógico o traición? Las reacciones de los OEMs de Microsoft ante Surface

EmpresasMovilidadTabletas

Tras el silencio inicial que tuvo lugar cuando Microsoft presentó su tablet, los partners en hardware de la firma han empezado a hablar: algunos lo entienden, otros no tanto.

Los partners de Microsoft tardaron casi dos meses en reaccionar a la noticia de que la firma de Redmond tenía un tablet de marca propia, Surface, listo para ser lanzado en septiembre. Se habló mucho en su momento de cómo la decisión de Microsoft podría ofender a sus OEMs, pero estos se limitaban a observar callados. Hasta ahora, que han empezado a hablar. Y hay opiniones de todo tipo.

Las primeras reacciones llegaron desde Acer, y no fueron precisamente amistosas. Primero fue Stan Shih, fundador de la compañía, el que criticó a Microsoft asegurando que Surface no era más que una estrategia para “animar” a otros fabricantes a crear tablets con Windows 8. Pero las palabras más duras desde Acer llegaron hace algo más de una semana por parte de su CEO y presidente, JT Wang.

En una entrevista concedida al Financial Times, Wang casi amenazaba a Microsoft y les recomendaba que se lo pensaran “dos veces”. Según Wang, Surface “creará un enorme impacto negativo para el ecosistema y otras marcas pueden reaccionar de forma negativa”. Y concluía, ya dirigiéndose directamente a la compañía: “no es algo en lo que seáis buenos, así que pensadlo dos veces”. Otro ejecutivo de hacer, Campbell Kan, también se preguntaba hace poco: “ ¿deberíamos todavía confiar en Microsoft o deberíamos encontrar otras alternativas?”.

Las reacciones amistosas

Frente a los ataques llegados desde Acer, el resto de las reacciones desde otros OEMs de Microsoft parece estar siendo más amistoso. Desde Lenovo, por ejemplo, ven la llegada de Surface como algo positivo que no hará más que despertar el interés de los usuarios por Windows 8. “En general, el tablet Surface hace mucho por el ecosistema de Windows”, aseguró Preston Taylor, jefe global senior de producto de Lenovo. “Nestra posición general es que la emoción por tener productos fuertes y de calidad en el ecosistema Windows 8 será bueno para el ecosistema y finalmente fantástico para el ThinkPad”.

Yang Yuanqing, CEO de Lenovo, aseguró mientras tanto que no les preocupa Surface en exceso, y que lo ven como uno más de sus muchos competidores. “Todavía confiamos en que estamos ofreciendo hardware mejor que el de nuestros competidores, Microsoft incluido”.

Desde HP la reacción también ha sido positiva, citando en general las mismas razones que Lenovo. “Microsoft estaba básicamente haciendo una declaración de liderazgo y mostrando qué es posible en el mundo de los tablets”, aseguró John Solomon de HP. “Nuestra relación no ha cambiado en absoluto debido al anuncio de Microsoft. De hecho, la aplaudo – creo que está muy bien que estén saliendo a la palestra y mostrando qué es posible”.

Ira en Acer, tranquilidad en HP y Lenovo, y silencio en Dell o Asus. Parece que al final es posible que Microsoft no dañe demasiadas relaciones con OEMs a raíz de Surface.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor