¿Plasma o LCD? Cuestión de tamaño

Empresas

Tu próximo televisor probablemente será grande y plano, pero, ¿con qué tecnología?

Por el momento la industria está dividida en la tecnología que el usuario escogerá para mejorar su visión del mundo.

Los televisores planos se extienden por todo el mundo. Los viejos CRTs (cathode-ray-tube) se están quedando obsoletos con el empuje de los televisores LCD (liquid crystal display) y plasma de alta definición.

Los televisores de plasma dominan el mercado de televisores planos mayores de 40 pulgadas, mientras que la tecnología LCD se ha quedado reinando entre los pequeños. La línea, no obstante, empieza a desfigurarse desde el momento en que los televisores LCD son cada vez más grandes y reducen la ventaja de precio de las pantallas de plasma.

Según Tim Alessi, director de desarrollo de producto de LG, los costes de fabricación de pantallas LCD mayores de 30 pulgadas han caído. LG es actualmente la principal compañía de LCD del mundo tras su joint venture con Philips, y la segunda compañía de plasma por detrás de Panasonic, por lo que se encuentra en una posición única para valorar las tecnologías rivales.

Los potenciales clientes que piensen en comprar una gran televisión notarán la gran calidad de las imágenes en movimiento en una pantalla de plasma, además del amplio ángulo de visión. Junto a esto hay que añadir que los televisores de plasma de alta definición tienden a costar la mitad de un LCD de alta definición del mismo tamaño.

No obstante, los paneles LCD son ligeros y las ventajas de costes podrían desaparecer en los próximos años en el momento en que la tecnología mejore, como ha pasado en el mercado de monitores LCDs y pantallas para portátiles.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor