¿Qué hacer si un cupón descuento deja de ser una ganga?

CloudEmpresasWorkspace

El auge de las compañías de compra colectiva -tipo Groupon, Groupalia, LetsBonus…- también ha supuesto un aumento de las denuncias de los consumidores por publicidad engañosa, servicios que no se prestan como se anunciaron y situaciones de indefensión a la hora de reclamar.

En los últimos meses las empresas que ofrecen ofertas y suculentos descuentos a través de la realización de compras colectivas en Internet han crecido como la espuma. Se han popularizado tanto que sus emails han llegado a convertirse en clásicos de las bandejas de entrada de correo cada mañana.

Sólo en España se estima que hay más de 4 millones de compradores habituales en tiendas online como Groupon, Groupalia, LetsBonus, Ofertix, Hibiscus de Atrápalo… que proponen a sus usuarios descuentos y precios promocionales para todo tipo de servicios, desde viajes a comidas y cenas en restaurantes exóticos, pasando por tratamientos de belleza e incluso productos de electrónica de consumo.

Tanto es el furor por las compras colectivas que el mercado está llegando a saturarse. Incluso El Corte Inglés y el grupo Prisa han lanzado sus propias tiendas de compra colectiva, y en el plano internacional, Facebook también apostó por tener su propio servicio de ofertas. Eso sí, la red social desestimó a los pocos meses continuar con el proyecto de Facebook Offers y lo cerró.

No está tan claro el modelo de negocio al parecer, algunas compañías pasan por problemas financieros y los expertos apuestan por la concentración de compañías en un futuro próximo para sobrevivir.

Mientras tanto, los usuarios se han realizado a la compra de los cupones que les permitan acceder a productos y servicios a un precio menor. Supuestamente.

Aunque a menudo el descuento es real y la experiencia satisfactoria, no siempre se obtiene una ganga de este tipo y aparecen los problemas, la indefensión del usuario a la hora de tener que reclamar. El número de demandas es creciente.

“Estamos experimentando un crecimiento de las reclamaciones en ese sector, con las empresas de compra colectiva. El consumidor debe saber que puede reclamar cualquier perjuicio económico que le provoque una irregularidad al adquirir uno de estos cupones”, señala en declaraciones a ITespresso Rubén Sánchez, portavoz de la asociación de consumidores FACUA.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor