¿Rentabilizará Microsoft la compra de Skype?

CloudEmpresasWorkspace
0 0

La integración de Skype en los productos de Microsoft no es el principal reto al que se enfrentan los de Redmond tras la compra de la compañía.

1. Microsoft compra Skype

Finalmente ha sido Microsoft quien se ha quedado con Skype, a pesar de que Facebook también le tirara los tejos en algún momento y se rumoreara que Google e incluso Cisco  también estuvieron interesados en la compañía que popularizó la VoIP.

Bajo los términos del acuerdo, Skype se transformará en una unidad de negocio dentro de Microsoft, a la cabeza de la cual estará Tony Bates, CEO de Skype. La compañía de VoIP añadirá soporte para los productos de Microsoft como Windows Phone o Kinect, además de integrarse con la actual oferta de comunicaciones de la compañía de Redmond, que incluye servicios como Lync y Messenger.

Los 8.500 millones de dólares que Microsoft ha pagado por ella convierten este acuerdo de compra en la mayor adquisición que ha realizado la compañía de Redmond después de los 6.000 millones de dólares que pagó por la empresa de publicidad online aQuantive en 2007

Tras la compra las reflexiones y análisis pormenorizados de las consecuencias de la misma no se han hecho esperar, y mientras que unos aseguran que se ha pagado  demasiado por una compañía que tan sólo unos meses antes consiguió una valoración de mercado de 2.500 millones de dólares, menos incluso que los 3.100 millones de dólares que eBay pagó por la compañía en 2005, otros aluden a los 7.680 millones de dólares que Intel pagó por McAffe o los 7.400 millones de dólares que Oracle pagó por Sun para quitar paja al asunto. Porque de lo que se trata es de qué consigue Microsoft con la compra de Skype y lo primero que nos viene a la mente con los 170 millones de usuarios que utilizan el cliente de Skype. Claro que también hay que recordar que en la última presentación de resultados Microsoft anunció que su nivel de efectivo alcanzaba los 50.000 millones de dólares

2. Millones de usuarios conectados

En la rueda de prensa que siguió al anuncio de compra Steve Ballmer, CEO de Microsoft, hizo referencia a la base de usuarios de Skype, capaces de generar 207.000 millones de minutos de llamadas de voz y vídeo el año pasado, como el mayor activo de la compañía. Microsoft dejó claro que uno de sus objetivos es capitalizar la lealtad de los usuarios de Skype, añadiendo su tecnología en algunos de sus productos.

Ahora es cuando entramos en un terreno difícil de imaginar por su magnitud. Tan sólo hay que pensar en lo que se conseguiría integrando Skype en las plataformas de Microsoft: una red de comunicaciones peer-to-peer diferente a cualquier otra. “Si Microsoft es capaz de integrar Skype en toda su gama de productos, desde los videojuegos a Microsoft Office, tendrás algo que ni Apple ni Google podrán alcanzar”, asegura Wayne Rash desde eWeeek.

Actualmente Skype está integrado en Microsoft Lync, que es el nuevo sistema de mensajería corporativa que reemplaza a Microsoft Communicator. Esta integración ha permitido que Lync sea capaz de establecer chats de vídeo, mensajería instantánea y conexiones de voz con los millones de usuarios de Skype, además de con los usuarios de Lync. Después hay que pensar en la posible integración de Skype con Windows Live Messenger y además tener en cuenta que los usuarios de Skype Mobile no están utilizando la plataforma de Microsoft y que el acuerdo de compra permite a Microsoft adentrarse en un terreno en el que antes no tenía presencia; es decir ahora Skype se integrará en Windows Phone 7, pero ya está disponible para Android, iOS, Blackberry y Symbian. Las restricciones para que la VoIP se haga realidad en los móviles, únicamente proceden de las operadoras, que bloquean esa opción, pero se espera que la demanda de los usuarios las haga ceder en su actitud.

3. Rentabilizar una compra millonaria

Microsoft, por cierto, no es la única que gana con la compra, que permitirá a Skype conectarse con millones de personas a las que antes era inaccesible. Considerando hasta los aspectos más nimios, algunos expertos aseguran que dependiendo de cómo decida Microsoft integrar Skype en Windows, así los usuarios de Linux encontrarán la manera de poder realizar chats de vídeo con los usuarios del sistema operativo de Microsoft.

A efectos prácticos, uno de los retos de Microsoft no será tanto tecnológico como económico. Recordamos que eBay compró Skype en 2005 por 2.600 millones de dólares en efectivo y acciones, pero que cuatro años más tarde vendió la mayor parte de la compañía a un grupo de inversores por 1.900 millones de dólares. Un negocio que genera dudas sobre la rentabilidad de Skype.

Está claro que el mayor éxito de Skype son sus millones de usuarios, pero al mismo tiempo hay que tener en cuenta que la mayor parte utilizan el servicio de Skype de manera gratuita. No es algo que Microsoft pueda cambiar y por tanto uno de los retos es hacer que la oferta Premium sea lo suficientemente atractiva como para que los usuarios sientan la necesidad, el deseo de pagar por ella

Cierto es, por otra parte, que Microsoft tiene experiencia en cómo hacer dinero con productos gratuitos, y los mejores ejemplos son Internet Explorer y Live Messenger.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor