“Tenemos derecho a que nuestro proveedor nos diga dónde almacena los datos”

CloudEmpresas

FICOD. En España el negocio de la cloud computing ya genera una facturación de 1.800 millones de euros al año, pero algunos factores como la deslocalización siguen suponiendo una barrera para las empresas.

España se ha conformado como uno de los principales defensores de la nube a nivel europeo, con unos ingresos anuales de 1.800 millones de euros anuales por este negocio. Aunque nuestro país está impulsando la adopción del modelo de cloud computing sus cifras no alcanzan las de otros vecinos del Viejo Continente.

Algunos países comunitarios ya dedican un 10% del gasto TIC a estas tecnologías, según ha revelado en FICOD Antonio Fernández, director de Contenidos Digitales de de AMETIC, durante la mesa redonda “La nube TIC. Retos y oportunidades del cloud computing en España”. En total estas soluciones facturarían 80.000 millones de dólares a nivel mundial.

¿Pero qué aporta la nube en este entorno de crisis económica en el que estamos inmersos? Nieves Franco, directora comercial de Arsys, lo explica así: “Si yo fuera una pequeña empresa que afronta un modelo de ecommerce en principio necesitaría un sitio físico, desarrollar una plataforma adecuada y contar con millones de euros de capital. Pero si todo esto lo hago en cloud aprovecho la inversión que ya ha hecho otro y además aseguro que no tendré problemas en caso de escalabilidad”.

La televisión es uno de esas industrias que por su volumen de información y necesidad de crecer de tamaño más interesadas se están mostrando últimamente por la cloud computing. “La TV siempre ha sido algo que venía ‘del cielo’”. Pero hasta ahora nunca llovía cuando uno quería. Ahora podemos ver una serie o películas donde y cuando deseemos”, explica Jaume Teodoro, de la firma de comunicación interactiva VerticeIN. Teodoro subraya cómo se está pasando del cath-up (visualización de contenidos en streaming de hasta una semana atrás) a crear nuevas plataformas que permiten visualizar contenidos de hace mucho más tiempo. En esta línea, cita a mitele.es, web de Mediaset lanzada la semana pasada.

Las ventajas de este salto a la nube para el mundo audiovisual es que permite mayor socilalización, las nuevas formas de consumo, pensar en producir o construir historias de una forma distinta aprovechando la ubicuidad y la multipantalla. Sin embargo, tiene el gran inconveniente de la piratería. “La piratería hace a España tercermundista, hace que no se desarrolle un negocio de calidad. Rompe el modelo clásico de oferta-demanda y conlleva a que al pasar de analógico a digital se pierda el control de los derechos”, recalca el responsable de VerticeIN.

Precisamente el destino de sus contenidos es uno de los aspectos que más preocupa a las empresas que quieren migrar a la nube. “Las compañías quieren garantías. Inquieta la deslocalización, no saber dónde están los servidores que almacenan nuestros datos”, comenta Rosario Echevarría, de la asesoría legal Clarke, Modet y Cº. “Las empresas deben poder monitorizar y retirar los contenidos. Y pedir garantías a sus proveedores de que se guardan en puertos seguros, como los países europeos, Argentina o Canadá”. Echevarría advierte que el almacenamiento en servidores otros países, incluído Estados Unidos, puede conllevar riesgos, dada la interpretación menos rigurosa que tienen estas naciones de las leyes de protección de datos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor