“Para que la nube se expanda hay que romper con la falsa confianza del usuario en el disco duro”

CloudEmpresas
0 0

FICOD 2010- La conferencia ‘Todo está en la nube’ ha servido para aunar a los grandes actores en cloud computing como IBM, Telefónica, Oracle o Windows.

Podría decirse sin titubear que el ejercicio 2010 ha sido el año más importante para la cloud computing. La gran defensora del escritorio, Microsoft, ha hecho su apuesta definitiva por estos servicios con el lanzamiento del nuevo Azure y una suite Office pensada para poder utilizarse también mediante Internet mediante las Office Web Apps. Además, en España se celebró hace menos de un mes el I Congreso de Cloud Computing, el primero que se da en nuestro país dedicado exclusivamente a esta tecnología.

La nube ha comenzado a ser un tema que interesa a empresas y administradores de departamentos TI y que se empieza a hacer un hueco en los presupuestos, sin embargo, hay grandes trabas que impiden su despegue definitivo.

Según apuntó en la charla de FICOD titulada “Todo está en la nube” Víctor Mojarrieta, director de Technical Managers de Oracle, la culpa es “del entorno legacy”. “Hay un gran camino para ofrecer nuevos servicios en este campo ¿entonces por qué no se generan? El legado tecnológico es una lastra, ya que el 70% se gasta en mantener lo que ya tenemos y que igual ni funciona”, señaló Mojarrieta.

Gabriel Marro Gros, socio fundador de Twindocs -una start-up que ofrece un espacio de almacenamiento en la red para compartir contenidos- cree que “hay que romper con la falsa de confianza del usuario en su disco duro y conseguir que pierda la costumbre de almacenar sus documentos y contenidos multimedia en estos espacios”. Según Marro Gros, aunque cada vez se usan más herramientas cloud como Flickr, Facebook, etc, aún hay una barrera entre servicios y dispositivos preparados para la nube.

Los casos en los que los profesionales pueden acceder a sus contenidos de trabajo en la nube en movilidad comienzan a ser cada vez más demandados. Moisés Navarro, director de Cloud Computing de IBM España apuntó la medicina como ejemplo de sector en el que se comienzan a dar estos usos. “Al médico no le importa si esto es cloud o no, sino que pueden ver la ficha de su paciente o la información de una operación aunque se esté moviendo por un hospital”, apostilló.

Lo positivo del cloud es que “es posible innovar sin coste” gracias a la escalabilidad. Así al menos lo ve Juanjo Carmena, del área de Ventas de Windows Azure.

Por su parte, compañías de telecomunicaciones, como Telefónica, se mantienen a la expectativa de lo que este mercado puede suponer. “Las telecos vemos la nube como una gran oportunidad y con esta transformación esperamos seguir ganando. Los administradores de sistemas ya la buscan para reducir costes”. La multinacional española propone un modelo de cloud on demanda muy interesante que implica el pago por la nube según su uso

Otro de los conceptos planteados en la charla ha sido el de ‘personal cloud’, que supone la gestión privada de elementos propios, pero también con posibilidades de compartir con otros. Habría sido interesante conocer en este punto la postura de Google, una de las empresas que más ha hecho por los servicios en la nube y por este ámbito en concreto,  sin embargo, la compañía de Mountain View finalmente no contó con representación en el coloquio.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor