“Si ya es difícil sacar adelante un proyecto de Internet en España, si se relaciona con el turismo aún lo es más”

CloudEmpresas
0 0

Minube se ha convertido en la red social de referencia para el mundo de los viajes. Pedro Jareño, su responsable de Comunicación, cuenta cómo lo han conseguido.

– ¿Cómo definiríais en pocas palabras vuestro proyecto?

minube es un lugar donde los viajeros vienen para inspirarse de cara a descubrir el destino de su próximo viaje gracias a las recomendaciones de otros viajeros; un lugar para planificar su viaje, comparar precios de vuelos y hoteles y, finalmente, compartir su propia experiencia y así retroalimentar la comunidad de viajeros.

Nosotros decimos que minube es “donde empiezan y acaban tus viajes” y, a día de hoy, somos un proyecto global que está presente, además de en España, donde pasan todos los meses 1.000.000 de viajeros, en Francia, Italia, Portugal, Alemania y China.

– ¿Cuándo nace vuestra compañía/start-up?

– El proyecto vio la luz en noviembre de 2007, así que no hemos alcanzado aún los tres años.

– ¿De dónde os surgió la idea de montar una empresa o plataforma como ésta?

– Somos viajeros, emprendedores y apasionados de Internet y las redes sociales. Llevábamos ya unos cuantos años trabajando en marketing online y habíamos lanzado un proyecto previo sobre redes sociales. Llegó un punto en el que detectamos, como viajeros, una necesidad: no había un sitio en Internet que nos diera todo lo que necesitábamos para viajar. Y nos lanzamos a la aventura. Empezamos dibujando en un papel, continuamos con un brainstorming… Y hasta hoy, donde seguimos aprendiendo cada día y mejorando gracias a las aportaciones de los propios usuarios.

– ¿Cuáles fueron los principales retos o problemas que tuvisteis que superar en la primera fase de vuestra fundación?

– Sacar adelante un proyecto de esta índole no es nada sencillo. Si ya es complicado lanzar un proyecto de Internet en España, si además lo relaciones con el mercado del turismo, aún es más difícil: es cierto que es el sector que ha venido siendo el motor del comercio electrónico online pero, seguramente por eso, también ha sido el que ha tenido una competencia más feroz. Pero nuestro principal reto, tanto entonces como a día de hoy, es conseguir que los viajeros queden satisfechos con el producto que ofrecemos. Queremos que cuando la gente piense en viajes piense en minube, y conseguirlo es una tarea a largo plazo que estamos obsesionados en tachar de nuestra lista de pendientes…

Lógicamente, en los comienzos, a medida que las necesidades te obligan a crecer en personal, es muy complicado poder mantener el equilbrio necesario entre gastos e ingresos. Es otro reto constante y duro y que, lógicamente, nos preocupa mucho.

Otro gran reto, sin duda, es conseguir crear una imagen de marca partiendo desde cero y, sobre todo, sin tener presupuesto de marketing (precisamente para conseguir ese equilibrio financiero del que hablábamos). Hacer llegar a la gente nuestro producto fue una labor tan compleja como apasionante y gratificante.

– ¿Cómo obtuvisteis financiación para montar la empresa? ¿Conseguisteis alguna ayuda pública?

– El proyecto nace gracias a la autofinanciación y, posteriormente, a la inversión de nuestro socio francés: Francois Michel, responsable de nuestra versión gala: monnuage.fr. No obtuvimos ayuda pública a excepción de la primera oficina donde se comenzó a gestar el proyecto (un vivero de empresas con financiación municipal).
Posteriormente, en enero de 2009, recibimos un préstamo participativo de la Caja de Ahorros de Navarra.

– ¿Pensáis que España es un país con tradición para los emprendedores? ¿Pensáis que la administración lo pone fácil a la hora de montar un proyecto con base tecnológica o hay otros países que cuidan más este aspecto?

– Por supuesto que en España tenemos grandes casos de éxito de emprendedores que han conseguido su sueño y han creado un proyecto brillante gracias a su pasión, visión y trabajo constante. Pero, al mismo tiempo, la cultura de emprendimiento en España es bastante limitada. Seguramente sea algo que hay que mejorar mucho desde abajo: en la educación; en las escuelas. Poca gente crece sabiendo que emprender es una opción más para forjarse un futuro y, seguramente, pocas son las ayudas o facilidades que se reciben por parte de la Administración. En este país hay talento, conocimiento, valentía y capacidad más que suficiente para conseguir sacar adelante proyectos de interés global.

– ¿Con cuánta plantilla cuenta vuestra start-up? ¿La habéis incrementado desde vuestros comienzos? ¿Pensáis seguir contratando más empleados?

– A día de hoy, en nuestras oficinas en España (Madrid) somos 17 personas. Además, tenemos una oficina en Francia (Francia) con cuatro empleados y otra en China con otros tres. El incremento desde nuestros comienzos ha sido exponencial. Comenzando siendo 5 o 6 personas. En cuanto al futuro, la verdad es que tenemos claro que queremos ser una empresa bastante “familiar”, pero las necesidades mandan: si por nuestro crecimiento nos vemos obligados a seguir creciendo, lo haremos.

– ¿Cuál es vuestro modelo de negocio? ¿Cómo conseguiros manteneros a flote mes a mes?

– Nuestro modelo de negocio está basado en la innovación en promoción turística. Hace unos meses lanzamos nuestro “minube quality programme”, orientado a promocionar destinos turísticos en Internet de una forma diferente apostando por el marketing experiencial. Trabajamos con Oficinas de Turismo nacionales e internacionales que quieren llegar al viajero de una forma distinta, mucho más emocional.

– ¿A qué start-ups tanto españolas como extranjeras admiráis o son vuestro modelo a seguir?

– Hay mucho talento repartido por el mundo. Y muchos emprendedores que han lanzado proyectos admirables. En la oficina nos ha gustado siempre mucho la gente de 37signals, por ejemplo. Pero en España hay grandísimos ejemplos también: Idealista y 11870 (con Jesús Encinar a la cabeza), Barrabés, François Derbaix de Top Rural o el grupo Intercom son dignos de admiración.

– Concursos de start-ups en los que habéis participado, premios, galardones…

– La verdad es que no somos mucho de este tipo de “saraos”. Normalmente, para ganar un premio de esta índole, hay que terminar siendo “demasiado pesado” e insistir mucho para que la gente te vote. Y no es nuestro estilo. Aún así, hemos ganado el Premio del Público del Congreso de Webmasters, fuimos finalistas de los Premios Miradas2 de TVE y acabamos de terminar segundos en el concurso Startup 2.0.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor