10 años de Google en bolsa: luchando contra lo convencional

CloudEmpresas

Esta semana se cumplieron 10 años de la OPV de Google, ¿cómo ha cambiado la compañía desde entonces?

“Google no es una compañía convencional. No tenemos pensado convertirnos en una”. Con esas palabras advertía Larry Page a los posibles inversores en el documento entregado a la SEC poco antes de que la compañía saliese a bolsa, de que por mucho que Google fuese a pasar de ser una compañía privada a una pública, esta seguía siendo suya. De él y de Sergey Brin. La OPV de Google tuvo lugar el 19 de agosto de 2004, hace diez años.

Muchos podrían haberse reído de las palabras de Page, ahora CEO de Google, tachándolas de inocentes, pero la trayectoria de Google en estos años deja claro que iba en serio. Google siguió siendo una compañía poco convencional y los inversores nunca tuvieron voto. La visión fue siempre ir mucho más allá que el simple buscador, algo que en 2004 ya se podía intuir: ya existían Gmail, Google News, Blogger, Picasa o Orkut. Aunque era difícil adivinar todo lo que faltaba por llegar.

Como le pasó a Facebook años después, la OPV de Google no fue sencilla. La forma especial de hacer las cosas de la compañía levantó muchas críticas, y la fecha estuvo a punto de ser retrasada por culpa de una entrevista a Larry Page y Sergey Brin publicada en Playboy durante el “periodo de silencio” antes de la salida a bolsa. Al final la fecha se mantuvo y la compañía empezó a vender acciones a 85 dólares, un precio que ya muchos calificaron de excesivo. Brin no fue al evento. Google ofreció como celebración a sus empleados helado y, aunque muchos ganaron ya mucho dinero esos primeros días, prohibió exhibiciones de riqueza como aparecer de pronto con un BMW.

Diez años después, su valor en bolsa ha aumentado un 1.294%, premiando a todos los que confiaron en la compañía en el momento de su OPV, ha pasado de tener 2.600 empleados a más de 52.000 y, si bien hay compañías que compiten contra ella, es la reina indiscutible de Internet. Aunque Internet ya no sea su único dominio.

Diez años de innovaciones

Para entender lo distinta que era la compañía allá por 2004 no hay más que echar un vistazo a todos esos productos que hoy la definen y que entonces todavía no existían. Google Maps todavía no guiaba nuestros pasos, ya que su primera versión fue lanzada en 2005 (Street View llegaría en 2007). YouTube no llegaría a Internet hasta 2005, y Google no se haría con ella hasta un año después.

Los smartphones no existían y a nadie se le pasaba por la cabeza que la compañía del buscador pudiese acabar metida en ese negocio. Compraron Android en 2005 y lanzaron la primera versión en 2008. Ese mismo año aparecía Google Chrome.

Todo esto, claro, sin hablar de los pinitos de Google con visión más futurista. Coches autónomos, Google Glass, su Project Loon para llevar Internet a todas partes, la compra de Nest para entrar en las casas …. Larry Page y Sergey Brin (que aunque tenga un papel más secundario, sigue siendo la segunda cabeza visible de la compañía) pueden decir orgullosos que siguen sin ser convencionales, a pesar de las proporciones mastodónicas que ha cobrado su firma, a pesar de que su “don’t be evil” ya no es muy aplicable en muchos casos, la convencionalidad sigue sin aparecer, al menos de forma evidente.

Hace diez años quizá muchos se hubiesen atrevido a hacer previsiones. “En 2014 Google…”. ¿Quién se atreve ahora a decir a qué se dedicará la compañía en 2024? Solo hay una forma de adivinarlo: pensar en todos los aspectos de nuestra vida de los que se pueden extraer datos. Ahí estará Google para recogerlos y ofrecérselos amablemente a anunciantes.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor