Los 10 servicios más demandados en la Deep Web

CiberpoderRegulación

El comercio de órganos para trasplantes, la venta de armas y las drogas lideran el ránking de los 10 contenidos ilegales más buscados en la Deep Web.

La Deep Web o Internet oscura podría definirse como la cara oculta de la Red, esos sitios que no se promocionan -más bien al contrario- y a los que no se puede llegar desde una simple búsqueda en Google. Un entramado de páginas que algunos cifran en nueve veces el volumen de la Red normal y que crece de mes en mes.

Aunque no todos los contenidos alojados en esas páginas son ilegales, son muy activas y numerosas las que ofrecen servicios o productos fuera de la ley. El último informe Net Index Eliminalia, publicado hoy, analiza la evolución de la Deep Web durante los últimos seis meses, con un ránking de los 10 contenidos más buscados.

Así, el Top 10 del tráfico en las consultas lo lidera el comercio de órganos para trasplantes. A continuación tenemos la venta de armas y creación de explosivos, la venta de narcóticos, el cruce de fronteras y la contratación de hackers para atacar a empresas competidoras.

Otras actividades ilegales muy demandadas son la suplantación de personas y creación de nuevas identidades, la captación de sicarios y mercenarios, la falsificación de billetes, la trata y trabajo ilegal de mujeres y niños, y la venta de productos robados.

Además de los presentes en la lista de Net Index Eliminalia, persisten otros muchos contenidos ilegales en la Internet oscura. Entre ellos, son muy populares los relacionados con las páginas eróticas, la distribución ilegal de música, libros e imágenes, el activismo político y difusión de manuales de guerrilla urbana, y las falsificaciones de todo tipo, desde productos de gran consumo a documentos.

El acceso a estos contenidos de la Internet oscura es complejo, en parte por su gran volumen y en parte porque en general son páginas web protegidas con contraseña o que requieren un programa o protocolo específico para poder acceder a ellas. En general no están construidas en html y establecen trampas de intermediación, sobre todo servidores proxy o VPN, para reconducir el tráfico y maximizar la privacidad y el anonimato.

Didac Sánchez, presidente de Eliminalia, asegura que “hay vida más allá de la Internet superficial que conoce la mayoría de la población. Estos contenidos son las tinieblas de la web, muchos ilegales, aunque no todos, y por eso empieza a ser urgente que los gobiernos adopten medidas de seguridad para limitar al máximo la facilidad de ciertos accesos. Desde Eliminalia proponemos de entrada bloquear la IP de los usuarios que se sabe consumen pornografía infantil o compran droga. El último caso del suicidio de la italiana Tiziana Cantone pone de relieve la necesidad de poner coto a ciertos abusos que se están produciendo en Internet”.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor