100 millones de multa por vulnerar la nueva norma de protección de datos

EmpresasRegulación
Europa .eu

El Parlamento Europeo aprueba una legislación más estricta sobre protección de datos personales. Se limitará la transferencia de datos a países fuera de la UE.

Las autoridades europeas están decididas a obligar a las grandes compañías a respetar la protección de datos personales. Las nuevas leyes europeas de protección de datos propuestas por el Europarlamento establecen multas de hasta 100 millones de euros para las empresas que incumplan flagrantemente estas normas.

De adoptarse finalmente la nueva normativa, las grandes corporaciones de la web, como Facebook, Google y Yahoo, podrían enfrentarse a un varapalo económico de 100 millones de euros o el 5% de su volumen de negocio, si esta cifra es mayor. El objetivo de la UE es llegar a un acuerdo sobre las propuestas de reforma antes de las elecciones europeas de 2014.

Los diputados del Parlamento Europeo votaron ayer a favor de una legislación más estricta que recupere el poder de los usuarios sobre sus datos personales, informa TNW. Si finalmente llega a término, la normativa propuesta sustituirá a la Directiva sobre Protección de Datos vigente desde 1995.

Entre las nuevas propuesttas, está exigir a las empresas que ofrezcan el derecho de cancelación, que es la eliminación de todos los datos de esa persona de sus sistemas. También se incluirá la obligación de transmitir la petición a otras empresas en las que los datos han sido reproducidos.

El eurodiputado alemán Jan- Philipp Albrecht, defensor de las nuevas normas sobre protección de datos,  declaró: “La votación es un gran avance para la protección de datos en Europa, asegurando que afronta los retos de la era digital. Esta legislación establece normas generales de la Unión Europea sobre protección de datos, en sustitución del actual mosaico de leyes nacionales”.

Otras medidas incluyen propuestas sobre los perfiles, el consentimiento para el uso y la recolección de datos, y nuevos controles sobre las transferencias de datos a países no pertenecientes a la UE, lo que se presenta como una respuesta directa a las revelaciones sobre la vigilancia masiva por parte de la NSA.

En este caso, “si un tercer país solicita a una empresa (por ejemplo, un motor de búsqueda, una red social o un proveedor de cloud) que revele información personal procesada en la UE, la empresa tendría que solicitar la autorización de la autoridad nacional de protección de datos antes de transferir cualquier información. La compañía también tendrá que informar a la persona de tal petición”, establece la propuesta de los eurodiputados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor