11 consejos para mujeres emprendedoras

Gestión empresarial

Emprender es difícil, y muchas veces ser mujer supone una barrera añadida. He aquí algunos consejos, generales y específicos, que pueden resultar de utilidad.

Hoy, Día de la Mujer Emprendedora, es un día para celebrar y para reivindicar. Y ¿por qué no?, para ayudar con unos cuantos consejos a las emprendedoras que quieren abrirse paso en un mundo todavía considerado “masculino”. Algunos son más generales, otros más específicos para mujeres, pero todos resultarán útiles.

1. Deja de buscar aprobación en los demás. Si has tenido la visión suficiente para imaginar un proyecto viable, no dejes que la desconfianza o los tópicos te echen atrás. Deja de buscar la aprobación de los demás antes de lanzar un nuevo producto o poner en marcha una idea.

2. Sé independiente. Parece obvio, pero no está de más recordar que las mujeres no tienen por qué depender de los hombres para tener éxito. Mujeres emprendedoras de éxito, como la diseñadora Diane von Furstenberg, insisten en que no debes tener miedo a ser independiente y tener la habilidad de seguir tu pasión y tus metas de negocio.

3. Busca una comunidad fuerte. Independencia no quiere decir soledad. Al contrario, crea y aprovecha las redes que te unen con otras mujeres empresarias. Esto permite un intercambio de experiencias y conocimientos, además de poder ofrecer y recibir orientación de igual a igual, e incluso disponer de modelos a seguir.

4. Lidera de forma flexible y adaptable. La flexibilidad es clave en los negocios. Si tu empresa crece, su directora tiene que evolucionar también. Las emprendedoras necesitan hacer un análisis profundo para saber cuándo cambiar su enfoque, unido a un aguzado sentido de la estrategia.

5. Aprende el arte de la negociación. El mundo de los negocios a veces es duro y la flexibilidad no va reñida con la firmeza. Entrena tus dotes para negociar antes de darte a conocer en el mundo empresarial y, sobre todo, aprende a decir no.

6. Prioriza. Lo más urgente no es siempre lo más importante. Define tus prioridades y resuelve los problemas que surjan uno por uno.

7. Adáptate a las necesidades del mercado. Las tendencias cambian rápidamente, así que debes adaptarte a ello. Los negocios de éxito siguen prosperando gracias a que pulsan las necesidades de la gente y del mercado en cada momento.

8. Maneja bien las finanzas. La contabilidad no es un área especialmente atractiva, pero es fundamental, tanto para conocer el desarrollo de la empresa como para atraer a los inversores. Aunque haya una persona encargada de las finanzas, necesitas demostrar que sabes contestar a preguntas básicas como qué capital necesitará tu empresa para desarrollarse.

9. Trabaja duro. Todas las mujeres de éxito tienen en algo común: lo consiguieron trabajando duro. Como recalcaba la fundadora de la empresa de cosmética Estee Lauder, “no llegué aquí deseándolo o esperándolo, sino trabajando duro para conseguirlo”.

10. Valora tu trabajo. Precisamente por lo anterior, si trabajas bien deber dar a conocer tu labor y que el cliente vea la importancia que le concedes. Aunque el negocio tenga altibajos, mantén la confianza en tí misma y la fe en que después de todo, acabarás teniendo éxito.

11. Mantén el equilibrio. Finalmente, recuerda que el trabajo es muy importante, pero no lo más importante. Descansa cuando lo necesites, añade otras actividades placenteras a tu día a día, no descuides tu salud y tu alimentación, y pasa todo el tiempo que puedas con tu pareja, tus amigos, tus hijos (si los tienes) y contigo misma.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor