13 lecciones para emprendedores aprendidas del Founder Institute

EmpresasStartups

El analista Jaime García Cantero ha dado algunas claves para todos aquellos que están decididos a adentrarse en el ecosistema de las start-ups.

Esta mañana el vivero para empresas The Founder Institute ha aterrizado en Madrid. El centro de Innovación del BBVA ha sido el lugar para explicar en qué consiste este programa, que ya se ha celebrado en más 22 ciudades y ha servido de paraguas a medio millar de firmas emergentes. Aprovechando la celebración de una jornada de ‘Startup Ideation Bottcamp’ el analista independiente y profesor de la EOI Javier García Cantero ha dado algunas claves para los emprendedores que están empezando a intentar materializar sus ideas.

1- El 99,9% de las ideas son malas. Ya se les han ocurrido a otros. No hay que aferrarse a una idea concreta y no moverse de ahí.

2- Los emprendedores normalmente son gente detestable. Todos les odiaban en el colegio porque levantaban la mano. Ejemplo: “Si recordamos nuestra infancia la gente con ideas eran Vicky el Vikingo, MacGyver, Doraemon. En definitiva, gente odiosa”.

3- Engañar a un cliente es fácil. Engañar a un consultor o a un analista es más complicado pero se puede hacer. Lo realmente difícil es engañarnos a nosotros mismos sobre lo que hacemos y queremos hacer.

4- Para conseguir que una idea sea exitosa en la práctica no hace falta ser el primero. En el mundo del ciclismo el primero es el que le quite el viento a los que van justo detrás de él. El emprendedurismo  no consiste en llegar el primero, sino en aguantar el maratón.

5- Innovar no es crear desde cero. Consiste simplemente en llevar algo que está inventado ya a un contexto radicalmente distinto, ‘transpolarlo’. Ejemplo: “Lordi ganó Eurovisión en 2006 al llevar al concurso por primera vez el concepto del “frikismo””.

6- Copiar no es malo. Todo depende de cómo copies. Lo difícil es ser original de verdad.

7- Las ideas no se pueden mantener en secreto por miedo a que nos las quiten. El mundo en el que vivimos se caracteriza porque todo está en la nube. Es transparente. Es imposible mantener nada bajo llave.

8- Lo bueno de compartir tu idea de negocio con otros es que puedes intercambiarla por otra. De ese cruce puede que salgan muchas ideas más.

9- Hay que pensar en cosas sencillas que todo el mundo sea capaz de entender. Ojo, sencillez no es lo mismo a simpleza.

10- Lo más importante en una idea son las personas que están detrás, el equipo, el talento, la gente que si le desmontan esa idea es capaz de orquestar otra.

11- Para montar una start-up lo primero es pensar a quién nos queremos dirigir, quiénes van a ser nuestros clientes, quién queremos que nos compre.

12- Detrás de las empresas hay personas y las personas -pese a ser CEO o CIO- toman decisiones personales.

13- Cada proyecto debe tener su ‘salsa secreta’. La ‘salsa’ es la experiencia que proporcionamos. Tenemos que vender  experiencias o sensaciones, no productos. Ejemplo: “Harley Davidson no vende motos, vende una sensación de libertad a varones adultos con más de 40”.

Más información sobre Jaime García Cantero.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor