15 bases supersecretas… que todo el mundo conoce

Empresas

Esa época de la Guerra Fría en la que el mundo parecía a punto de saltar en mil pedazos por el terror nuclear y la destrucción mutua asegurada, afortunadamente, ha pasado a la Historia. Ya sólo nos quedan vestigios de esa época de espías, traiciones y licencias para matar en las viejas películas de James Bond. Pero como Jason Bourne se ha encargado de recordarnos, el espionaje no ha muerto ni tampoco las base “secretas” de las agencias de inteligencia internacionales. Claro, que ahora parece que tienen menos vergüenza para esconderse aunque sus tejemanejes sean igual de ignominosos. A continuación te llevamos de visita por las 15 sedes más “discretas” de distintos servicios secretos internacionales.

Es de suponer que lo importante no es que el edificio sea secreto, sino las actividades de sus agentes.

Así se puede justificar lo “ostentóreo” (que diría Jesús Gil) de algunas de las sedes de ciertos servicios secretos.

La fotografía que encabeza este artículo es la del edificio londinense que a orillas del Támesis alberga el MI6, el servicio secreto británico, probablemente el más famoso del mundo gracias al personaje de James Bond, debido al escritor sir Ian Fleming. El edificio no se esconde pero se protege hasta el punto de constituir prácticamente una jaula de Faraday que impide accesos no autorizados a sus comunicaciones electrónicas.

El siguiente en la lista es el cuartel general del serivicio de de información checo, en Praga.

Este es el que acoge a la Lubyanka, la temible policía secreta rusa.

Este con tan curiosa y original marquesina aloja a la inteligencia húngara.

Un anónimo e impersonal edificio que parece de oficinas es donde tiene su sede el Servicio Secreto USA en Washington.

Tiempos mejores (o peores, según se mire) seguro que conoció el cuartel de la policía secreta Iraquí. Como puede advertirse por las señales dejadas por el fuego, todo indica que hace tiempo que está en desuso.

Otros que tambien metían mucho miedo en su momento, afortunadamente ya un recuerdo, era la Stasi, la policía secreta de la Alemania del Este.

Mal momento para olvidarse el paraguas un día lluvioso si trabajas en la Agencia de Seguridad Nacional en Fort Meade con su interminable parking para empleados.

Los que no se lo montan mal son los surcoreanos. Un edificio no demasiado grande pero que no es que tuviera preparadas estancias para que las espías sonsacaran a los diplomáticos… es que ahora es un albergue juvenil.

Que no te engañe la perspectiva, el moderno edificio está detrás, y no encima, del antiguo cuartel de la temible Securitate rumana. Actualmente es la sede de la asociación nacional de arquitectos.

Coronado por el mítico reloj de la Puerta del Sol, el conocido edificio situado en el Kilómetro Cero de las carreteras españolas fue en su día la sede de la Dirección General de Seguridad franquista.

Por la bandera habrás adivinado que estamos ante la sede de la policía secreta cubana.

El servicio secreto australiano tiene en esta construcción sus oficinas.

Este es el Ministerio Nacional de Seguridad de Azerbayán, en Baku.

Y por terminar con una curiosidad, en este pequeño, modesto y discreto (este sí) edificio es donde estuvo, hasta los años 60, el Mossad, el implacable servicio secreto de Israel.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor