15 tendencias tecnológicas para 2013

EmpresasWorkspace

¿Qué dará el año que viene en el mundo de la tecnología? ¿De que se hablará? ¿Qué tendencias se confirmarán y cuáles desaparecerán?

Con 2012 casi cerrado y el balance tecnológico hecho, toca empezar a mirar hacia 2013. ¿Qué le depara el año que empieza mañana a la industria tecnológica? ¿Cuáles serán las tendencias principales en tecnología en el mundo de la empresa, en materia de seguridad o en productos de consumo? ¿Qué productos llenarán las tiendas las próximas navidades? Las preguntas se acumulan y las respuestas empiezan a perfilarse. Los expertos ya están ofreciendo predicciones (muchas de ellas, eso sí, basadas en intereses propios) y algunas de las tendencias ya se empezaron a formar a finales de este año 2012.

¿Será 2013 el año en el que por fin las televisiones conectadas hagan su gran entrada masiva en los hogares? ¿Se extenderán los pagos vía móvil en tiendas físicas? ¿Continuará la guerra de los filtros fotográficos en redes sociales? ¿Qué será de Anonymous? Estas son las 15 principales tendencias que ya se adivinan para 2013 en el mundo de la tecnología:

1. ¿Qué haces con mis datos? Los usuarios empiezan a ser cada vez más conscientes de la importancia de sus datos personales y a preocuparse algo más por lo que ocurre con ellos tras entregárselos a redes sociales. Lo que ya se empezaba a adivinar con la reacción que provocó el amago de cambio de los términos de privacidad de Instagram hace unas semanas será cada vez más generalizado en 2013. Facebook tendrá el duro trabajo de tener que convencer a los usuarios de que sus datos están a salvo en la red social.

2. El enfrentamiento entre Twitter e Instagram por hacerse con el mercado de los filtros fotográficos se encrudecerá. La probable salida a bolsa de Twitter en 2013 hará que la red de microblogging sea más agresiva a la hora de intentar deshacerse de la competencia, mientras que el hecho de que Instagram sea propiedad de Facebook no mejorará las cosas. Será una guerra con un objetivo principal: lograr a través de ese mercado una vía de ingresos móvil importante.

3. El ahora o nunca de las apps de vídeos. Llevan siendo una promesa ya un par de años, el tan buscado “próximo Instagram” tenía que ser una app de vídeos, pero hasta ahora la promesa no se ha materializado. El gran obstáculo era la dificultad de enviar archivos tan pesados por móvil, además del aparente desinterés de los usuarios. En 2013, gracias a la banda ancha móvil ya en casi todos los terminales y a smartphones con cámaras cada vez mejores, las apps de vídeo ya no tendrán excusa. Si no lo consiguen ahora, no lo conseguirán nunca.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor