2004, el año de la seguridad Wi-Fi

Movilidad

Las nuevas certificaciones para los estándares 802.11i y 802.11e se
centran en mejoras de seguridad de las redes inalámbricas.

La Wi-Fi Alliance certificará los productos para los nuevos estándares

802.11i y 802.11e en septiembre, según ha anunciado Frank Hanzlik,

director de la organización. El estándar 802.11i es la versión completa

del estándar de seguridad preliminar WPA (Wi-Fi Protected Access)

lanzado el pasado año, mientras que el 802.11e es un nuevo estándar que

mejorará la calidad de las redes inalámbricas que transmiten voz y vídeo.

La seguridad ha sido uno de los grandes obstáculos para el crecimiento de las

redes inalámbricas. El pasado año, WPA reemplazó al defectuoso protocolo

WEP (Wired Equivalent Privacy) para reforzar la seguridad inalámbrica

antes de que el estándar completo 802.11i fuera ratificado. WPA utiliza

una clave de encriptación dinámica, a diferencia de la clave fija

utilizada por WEP, además de mejorar el proceso de autenticación de

usuario.

El estándar 802.11i añade la tecnología AES (Advanced

Encryption Standard), un mayor nivel de seguridad que el utilizado en

WAP. Con los nuevos estándares, corporaciones y gobiernos, que necesiten

un mayor nivel de seguridad, podrían tener que reemplazar algunos de sus

equipamientos de redes con el objetivo de soportar el estándar AES.

Según Frank Hanzlik, los nuevos equipamientos de conexión de redes lanzados al

mercado en lo próximos tres meses probablemente tengan suficiente

potencia como para gestionar el aumento de rendimiento que requiere la

seguridad AES. “Los directores de redes con viejos dispositivos

inalámbricos deberían ponerse en contacto con sus vendedores para ver si

su el equipamiento soportará el estándar completo”, ha comentado Hanzlik.

Por su parte, Aaron Vance, analista de la firma de investigación de mercado

Synergy Research, ha comentado que las compañías con equipamiento

antiguo deberán decidir primero si los datos que viajan por sus redes

inalámbricas son lo suficientemente críticos como para justificar un

cambio.

La actualización hacia 802.11e hará que las redes

inalámbricas VoIP sean una elección real para los directores de redes. A

finales de este año los fabricantes de teléfonos móviles empezarán a

lanzar al mercado terminales duales que soportarán tecnología

inalámbrica LAN como 802.11 además de GSM (Global System for Mobile

Communications).

En septiembre la Wi-Fi Alliance empezará a

certificar los productos que utilicen un subconjunto de 802.11e

denominado WME (Wireless Media Extensions) para mejorar la calidad del

servicio. WME identifica paquetes de voz, vídeo, audio u otros tipos de

datos y prioriza su reparto dependiendo de las condiciones del tráfico.

Por ejemplo, los vídeos transmitidos a través de redes inalámbricas se

resienten si los paquetes se retrasan o se pierden, por lo que a este

tipo de datos se les dará prioridad sobre otros que viajen por la misma

red.

Por otra parte, el estándar 802.11e íntegro incluirá una

tecnología adicional denominada WSM (Wi-Fi Scheduled Media), pero la

organización quiere asegurarse de que los productos vendidos durante el

cuarto trimestre tienen alguna clase de certificación para poder

utilizarse en redes para el hogar. WSM asigna parte del ancho de banda

para diferentes tipos de datos inalámbricos, e incrementa el ancho de

banda necesario para las aplicaciones de vídeo y voz.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor