2009: el año en que la tecnología se volvió social

CloudWorkspace

No han sido doce meses fáciles para los fabricantes. Descenso del consumo, despidos, cierre de fábricas, bancarrotas. Muchos dijeron que la tecnología también entraba en crisis, pero los ereaders, los netbooks y las redes sociales han abierto una nueva brecha de esperanza para el mercado.

1- Doce meses de crisis

Queda muy poco para que este 2009 llegue a su fin y muchas empresas están deseosas de que así sea. Los nefastos resultados obtenidos en la mayoría de los casos, con descensos de los ingresos en los mejores, y pérdidas astronómicas en los peores, han sido planteados por muchos fabricantes electrónicos e informáticos como un paréntesis para coger fuerzas.

Y es que este año no ha sido precisamente digno de recordar. Las compañías tecnológicas han tenido que hacer frente a una reducción de la demanda de los consumidores que se ha dado en ordenadores, software, videoconsolas, cámaras de fotos y vídeo, teléfonos móviles y, por supuesto, también en el apartado de servicios. Pero además de los efectos de los usuarios finales algunas firmas han visto como perdían clientes empresariales, se producían impagos, deudas, que les han puesto las cosas más difíciles para salir a flote y que les han hecho llevar a cabo reestructuraciones de sus negocios.

Algunas grandes firmas tecnológicas como Google, Sony, Microsoft, Yahoo!, Adobe o Nokia han anunciado despidos multitudinarios a lo largo de todo el ejercicio y otras como Nortel se han despedido de su actividad. La teleco canadiense finalmente no conseguía remontar el vuelo pese a la ayuda económica de su Gobierno y volvía a manifestar su quiebra, viéndose obligada a vender sus unidades poco a poco.

Casos más drásticos han ocurrido en otras operadoras de gran importancia como France Telecom. La presión y las duras condiciones de trabajo en la compañía han aumentado más si cabe y este 2009 los suicidios de empleados han continuado hasta alcanzar ya más de la treintena.

Los trabajadores de la firma bretona no han sido los únicos que se han ido. Algunas figuras paternalistas de grandes empresas han dejado sus cargos, y a sus criaturas andar solas. La primera de ellas ha sido Jerry Yang, el tradicional CEO de Yahoo!, que a principios de año decía adiós, expulsado en parte por las presiones de los accionistas por su fracaso en varios contratos importantes y el descenso en picado de los ingresos. Le sustituiría Carol Bartz, con la que el gigante de Internet alcanzaría la estabilidad. Su buena sintonía con Steve Ballmer ha conseguido que el ansiado acuerdo de búsquedas y publicidad con Microsoft se haga realidad.

En este sentido a la firma de Redmond la colaboración le venía de perlas. Prácticamente la rúbrica coincidía con el lanzamiento de un nuevo buscador, Bing, que esperaba expandirse para suponer una alternativa al hegemónico Google. Sin duda, la ayuda de Yahoo! entre otras cosas le hizo crecer rápidamente haciendo olvidar al denostado Windows Live Search. Lo mismo se pretendía hacer en cuestión de sistemas operativos. Era hora de que Vista pasara a mejor vida y se lanzara Windows 7, un record de ventas en SO, según el propio CEO de Microsoft.

Como Yang, también Steve Jobs ha tenido que dejar la responsabilidad de Apple en otras manos. Los rumores sobre la enfermedad del mandamás de Cupertino se confirmaron y Jobs se sometió a una intervención por su pérdida de peso que le tendría tres trimestres en la retaguardia. Pese a que 2009 no ha sido un período demasiado propenso para las novedades en la casa de la manzana, exceptuando algunos cambios en el iPod y el lanzamiento del iPhone 3Gs, la empresa ha salvado el año, manteniendo su buena imagen y cifras pese a la ausencia de su estandarte.

2- Los grandes triunfadores de 2009

Los buenos números de Apple han sido en parte responsabilidad de la App Store y la gran cantidad de descargas de aplicaciones que se han realizado desde la tienda online. El éxito del almacén ha inspirado a otras muchas marcas, fabricantes y operadores, que se han dispuesto a presentar sus propias “stores”: Microsoft con Windows Marketplace, Nokia con Ovi Store, Palm Pre Apps, App World para Blackberry, Applicattion Seller Site de Samsung o Vodafone 360 son algunos ejemplos.

Incluso, algunas marcas se han planteado unirse para crear una tienda de aplicaciones más allá de los smartphones, orientada específicamente para netbooks. Y es que 2009 ha sido, sin duda, el año de los miniportátiles. Los bajos precios y la funcionalidad de estos productos han hecho aumentar sus ventas vertiginosamente en los últimos doce meses, haciendo que los usuarios optaran por ellos antes que por la compra de ordenadores de mayor tamaño, carestía y capacidades. De hecho, los netbooks, han sido de los pocos artículos tecnológicos que han conseguido superar las unidades comercializadas y los ingresos obtenidos por ventas respecto a 2008.

Algo parecido ha ocurrido con los lectores de libros electrónicos o los ebooks. Si el año pasado tan sólo existían un par de modelos en el mercado, en este ejercicio muchas marcas han lanzado nuevos eReaders, conscientes del tirón que puede empezar a tener el negocio de la lectura digital en breve. La compra de dispositivos aún no se ha popularizado como la de los netbooks, pero se espera que despegue en 2010. Muchos actores de la industria editorial lo saben y ya se están preparando con versiones digitales de muchas obras.

Sin embargo, si se ha dado un auge en este 2009 ese ha sido el de las redes sociales. La plataforma de Mark Zuckerberg, Facebook, se ha convertido en la líder mundial del networking, superando a otras veteranas como MySpace, en caída libre. A lo largo del año la red ha intentado ganarse el favor de sus usuarios con varios cambios de imagen y de su política de privacidad, muy criticados.

La pequeña Twitter ha tenido en 2009 su mejor año. Cada vez más internautas se han dejado llevar por el espíritu del microblogging y se ha consolidado como una vía de comunicación y de información muy útil, aunque la firma de 140 caracteres ha tenido más de un quebradero de cabeza para conseguir hacerse rentable. Tras barajar varias posibilidades los números positivos le han llegado de mano de los grandes, con sendos acuerdos millonarios con Microsoft y Google para incorporara los “tweets” a sus buscadores. Este hecho es la mayor representación del interés por lo social, que sin duda, seguirá caracterizando 2010.

Otro portal social, YouTube, también ha estado buscando la fórmula en los últimos meses para ser provechoso económicamente. Tras mostrar nuevos servicios y añadidos, como la emisión de acontecimientos en directo, la reproducción en HD, la inclusión de anuncios, los acuerdos con productoras y discográficas, e incluso la posibilidad de servicios Premium, Google por fin lo ha amortizado.

Pero estos no han sido las únicas novedades de la firma de Mountain View. Entre los lanzamientos más importantes, un sistema operativo, Chrome OS, un sistema operativo para móviles renovado, Android 2.0, y una herramienta de difícil definición pero claros objetivos: el trabajo conjunto en la nube con Google Wave. Además, la firma de la gran G ha añadido mejoras a sus productos, como en la búsqueda de música, imágenes o localizaciones, en la incorporación de traducción automática a su servicio de correo o en la ampliación de su navegador Chrome a plataformas como Mac o Linux.

3- Litigios, e-administración y ciberleyes

Otros proyectos de Google se han empezado a gestar, como Google Books, aunque el servicio de biblioteca digital le ha costado a la compañía peleas con los organismos judiciales a uno y a otro lado del Atlántico. No han sido, desde luego, los únicos encontronazos legales. Las investigaciones por monopolio han estado a la orden del día y aún lo siguen haciendo, con sus multas astronómicas incluidas. Entre las primeras aún no han sido resueltas las de la compra de Sun por parte de Oracle y entre las sanciones, este año se ha dado una histórica por su cuantía: Intel deberá abonar nada más y nada menos que 1.060 millones de euros.

Microsoft ha sido otra de las grandes perjudicadas por las decisiones de las autoridades legales. Su navegador Explorer fue investigado por monopolio en Europa y se tardó meses en alcanzar una solución satisfactoria a ambas partes. Además, algunas versiones de su software Microsoft Word comenzarán el año sin poder ser vendidas en Estados Unidos

Los litigios derivados de patentes tecnológicas también han sido el pan de cada día. Apple ha estado en el centro del huracán con en su pelea de doble sentido con Nokia por algunos sistemas incluidos en su iPhone y por su demanda contra el fabricante de equipos clónicos Psystar. No ha sido la única firma de ordenadores que se ha visto envuelta en casos truculentos: Dell fue señalada como culpable de fraude y obligada a dar una disculpa a los clientes afectados.

La tecnología ha estado presente en los juzgados, pero también en la administración pública. Con la llegada del nuevo gobierno a la Casa Blanca, Obama ha decidido darle un papel muy importante a la tecnología, como ya hiciera en su ascenso al poder. También se han impulsado nuevas figuras y organizaciones para mejorar la seguridad como el cordinador nacional de seguridad cibernética o Cybercom.

El gusto “techie” del presidente de Estados Unidos parece haber contagiado a otros líderes. En España, Zapatero anunciaba la creación de la llamada “Escuela 2.0”, por la que las TIC se llevan a la educación, proporcionando pizarras digitales, Internet a la mayoría de aulas de los colegias y facilitando a cada alumno la tenencia de un equipo portátil para trabajar.

La educación no es la única que se transforma, también lo hace la prensa. Durante 2009 se ha debatido profundamente sobre los nuevos modelos del periodismo, que tienden también al abandono del papel y el abrazo de lo digital. En este ámbito figuras como Rupert Murdoch han defendido el pago por los contenidos y ha señalado que sus medios incorporarán un nuevo sistema de cobros por la lectura de noticias.

Han sido doces meses en los que gratuidad en la Red ha estado en boca de todos. También en el sector de la música. Los propietarios de derechos y autores han seguido defendiendo por el pago de derechos, mientras los usuarios abogan por la libertad de acceso a la cultura y a la información. En todo el batiburrillo en torno al P2P y las descargas ha habido algunas sentencias que culpabilizaban a sitios web de enlaces que fomentar la piratería y otras que los eximían de culpa. En el primero de los casos el más importante ha sido el de The Pirate Bay, que ha atravesado un año a la deriva, primero con una gran multa, un posterior anuncio de compra frustrado y un desecenso de su tráfico al retirar muchos de sus archivos torrent con copyright.

Leyes como la de economía sostenible, heredera en parte de la Hadopi en España, han hecho a los internautas salir a la calle y defender el libre acceso a Internet. La tecnología se ha evidenciado como un medio idóneo para la libertad de expresión, como se ha comprobado con el denominado “Manifiesto”. En otras ocasiones, como ocurrió con el clamor popular en las elecciones de Irán, ha sido la única vía para informar de lo que estaba pasando y romper la censura establecida.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor