El 25% de los links a la Deep Web muestran explotación infantil y pornografía

CiberpoderRegulación

Es una de las cifras del trabajo de investigación de Trend Micro, basado en un análisis de los sitios presentes en la Deep Web y su interrelación con el Internet visible.

Se dice que la web que todos conocemos representa sólo el 10% del total de sitios accesibles a través de Internet. El restante 90% correspondería a la llamada Deep Web, la parte de la Red inaccesible para el común de los usuarios, cuya opacidad es aprovechada, entre otras cosas, para actividades ilegales de todo tipo.

El Equipo de Investigación de Amenazas de Trend Micro (FTR) ha realizado un estudio en profundidad explorando la Deep Web , cuyo resultado es Por debajo de la superficie: exploración de Deep Web, un trabajo de investigación que busca aportar una mejor comprensión de lo que realmente sucede en la Deep Web y las darknets, así como su interrelación con el Internet visible.

El anonimato es la característica principal de la Deep Web. Los usuarios que se aprovechan de ello son muy variados, desde las personas que quieren proteger sus conversaciones de la vigilancia del gobierno hasta los ciberdelincuentes.

Los primeros suelen refugiarse en las darknets como TOR o Freenet para eludir la vigilancia gubernamental. Los denunciantes o informadores, como Edward Snowden, también las usan para compartir grandes cantidades de información privilegiada con los periodistas sin dejar rastro documental. Incluso los disidentes de regímenes dictatoriales como Arabia Saudí aprovechan ese anonimato para transmitir al mundo de forma segura lo que está pasando en su país.

Pero las personas con intenciones maliciosas también abusan de este anonimato. Empezando por los vendedores de drogas, armas y objetos robados, por citar algunos artículos ilegales, que emplean marketplaces como el clausurado Silk Road para llevar a cabo sus negocios sin que se pueda localizar su dirección IP.

En este mercado negro online, las drogas blandas como el cannabis son la mercancía más intercambiada, seguida de productos farmacéuticos como Ritalin y Xanax, drogas duras, juegos piratas y cuentas online.

La Deep Web es también el hogar de Bitcoin y de los servicios de blanqueo de dinero. Bitcoin ofrece un alto nivel de anonimato a los usuarios, pero las transacciones de Bitcoin son públicas, lo que hace que las autoridades puedan investigar su identidad real. Por ello han proliferado en la Red oculta numerosos servicios que ofrecen movimientos en Bitcoins a través de una red de microtransacciones más difíciles de rastrear.

La investigación de Trend Micro también ha descubierto que los usuarios pueden obtener en la Deep Web otros productos como cuentas robadas de plataformas como eBay o PayPal, pasaportes y tarjetas de residencia falsos de varios países, entre los que destaca EEUU.

Además, se venden filtraciones de gobiernos, información policial y detalles de personalidades. Las técnicas conocidas como doxing se utilizan para desvelar identidades ocultas en la red y obtener nueva información de los individuos.

Incluso, entre las actividades delictivas que se ofertan en la Deep Web hay servicios más inusuales como la contratación de criminales de todo tipo, desde hackers a ladrones, pasando por espías y asesinos a sueldo, que llegan a cobrar 180.000 dólares por trabajo.

Es importante señalar que, además, del comercio de bienes y servicios ilegales, los cibercriminales también usan la Deep Web para sus operaciones. Por ejemplo, se ha observado que emplean TOR como parte de la configuración de malware de amenazas destacadas como VAWTRAK y CryptoLocker, con el fin de evitar ser detenidos.

El informe también pone de relieve los vínculos entre la Deep Web y la parte conocida como Internet superficial o web visible. El 34% de las URL que contienen malware en la Red que utilizamos todos los días tiene conexiones con la web profunda. Un hallazgo sorprendente es que más del 25% de los enlaces entre la Deep Web y la Web visible analizados por Trend Micro persiguen propósitos de explotación infantil y pornografía.

numbers_deep_web-Trend_Micro

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor