El 26% de los ataques de ransomware se dirige contra empresas

Seguridad

El 65% de las empresas afectadas perdió el acceso a sus datos. Sigue creciendo la tendencia de infectar compañías a través de escritorios en remoto.

Este año se recordará en el ámbito de la ciberseguridad como el del boom del ransomware. El malware de secuestro evolucionó para dirigirse contra empresas de todo mundo en una serie de espectaculares y destructivos ataques, el más conocido de los cuales fue WannaCry, que comenzó el 12 de mayo.

WannaCry, ExPetr y BadRabbit utilizaron exploits diseñados para comprometer las redes corporativas. Kaspersky Lab evitó infecciones de ransomware, procedentes de estos y otros ataques, en más de 240.000 usuarios corporativos en todo el mundo en 2017.

Según la firma de ciberseguridad rusa, el 26% de los ataques de ransomware registrados se dirige contra las empresas. El creciente interés criminal por los objetivos corporativos empezó a verse en 2016, y en 2017 esta tendencia se ha acelerado.

El 65% de las empresas afectadas por el ransomware en 2017 perdió acceso a una parte importante o la totalidad de los datos, y una de cada seis de las compañías que reconocieron haber pagado nunca recuperó sus datos. Estos números son bastante similares a los de 2016.

Las victimas empresariales son muy vulnerables, los rescates que se les piden suelen ser más altos que los solicitados a los individuos y con frecuencia están más dispuestas a pagar para mantener el negocio en funcionamiento. Estos son los principales factores del aumento significativo de los ataques de ransomware dirigidos contra las empresas.

Además, durante 2017 siguió creciendo la tendencia de infectar empresas a través de escritorios en remoto. Este método se ha utilizado para la propagación de varias familias de ransomware muy difundidas, como Crysis, Purgen/GlobeImposter y Cryakl.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor