29S- El día en que una huelga general se volvió 2.0

CloudEmpresas
0 0

Twitter o Facebook permiten hoy, por primera vez, seguir los paros generalizados al minuto, mientras la telepresencia y las herramientas de comunicación instantánea posibilitan que se trabaje pese a los piquetes.

1- Las redes sociales no hacen huelga

“Voy a la huelga” escrito el muro de fulano, “Yo trabajo” presidiendo el perfil de mengano o “Por un empleo digno” como estado de zutano. Son los nuevos grafitis, pancartas y consignas de altavoz de los ciudadanos en un mundo en el que no hace falta acudir a las manifestaciones para elevar la voz y dar una opinión personal.

Porque hoy se vive una situación sin precedentes en España: la primera huelga general en la que las redes sociales son jueces y parte. Hace 8 años, cuando se dio la última jornada de este tipo, durante el gobierno de Jose María Aznar, las plataformas sociales como Facebook o MySpace aún estaban en pañales. Sin embargo, hoy son las grandes vías para compartir de contenidos, los medios que hacen que los piquetes informativos no puedan acallar las voces de periodistas ni ciudadanos.

En semanas previas la red social líder, Facebook, se llenaba de nuevos grupos que, de una u otra forma, ya mostraban su adhesión o disconformidad a los paros de hoy. Algunos de los más apoyados han sido el de “Huelga general ya en España! Uniros todos y pasarlo”, con más de 60.000 miembros o“29 de septiembre, hacia la primera huelga general mundial”, con casi 10.000 seguidores. Aquellos creados para no secundarla también se han dejado ver en la plataforma de Mark Zuckerberg, aunque con menos afluencia. Así, entre ellos destacan “¡No! A la Huelga General. Por una sociedad civil libre y próspera”. O “NO, el 29-S NO voy a la huelga. Pasalo”

En las últimas 12 horas la huelga ha sido el tema más candente de la plataforma de microblogging Twitter. Entre los hastags más recurrentes se han podido encontrar, por orden, #huelga, #29S, #huelgageneral, #yonovoy y #holocaustopiquete. La presencia de estos términos se ha hecho notar incluso en los trending topics mundiales de Twitter. Así, durante buena parte de la manaña, los términos Huelga General, Piquetes o 29S, han “contaminado” los temas de interés globales.

Las actualizaciones de buena parte de los twitteros españoles, a favor y en contra, están tratado de una u otra forma de cómo se está viviendo la jornada de huelga en su entorno cercano, empresa o sobre los incidentes seguidos por medios de comunicación y, por supuesto, tampoco pueden faltar los comentarios jocosos y chistes también relacionados con los paros.

Gracias al servicio de microblogging, por primera vez, muchos ciudadanos pueden conocer en tiempo real y de mano de otros cómo afecta la huelga a su barrio, lugar de trabajo o empresa de la competencia.

2- Tecnologías pro y contra-paros

Las nuevas tecnologías se están utilizando en el día de hoy al servicio tanto de aquellos que apoyan los paros, como de esos otros que se han decidido seguir desempeñando sus funciones laborales. En el primero de los grupos destacan las iniciativas de algunas firmas, como Macanudos.es, dotando a las empresas de códigos QR para acompañar a sus pancartas de información digital.

En el otro lado, muchas organizaciones han facilitado a sus empleados la posibilidad de teletrabajar desde sus hogares, con el fin de evitarles los inconvenientes y de prevenir posibles cortes en los transportes o las comunicaciones o incluso agresioens. En esta línea Yago Arbeloa, presidente de la Asociación de Inversores y Emprendedores de Internet, pronosticaba ayer que esta huelga general no se convertiría en una “huelga digital” y que el tráfico web aumentaría por la clara necesidad de información.

Esta asociación, por su parte, ha señalado su compromiso para monitorizar la incidencia de la huelga general en la Red, recopilando información y analizando la disminución o aumento del tráfico, teletrabajo, descargas, envíos de correos electrónicos, transacciones y compras online.

En el marco de las telecos, el seguimiento sí parece haberse notado. Según los datos ofrecidos por UGT a través de su Federación de Transportes, Comunicaciones y Mar, un 70% de los empleados de las compañías de telecomunicaciones habrían secundado los paros, con un mayor apoyo de los trabajadores de Telefónica (70%) y algo menor en ONO, Vodafone y Orange (68%).Estas cifras se refieren al turno de noche de ayer, pero son lo suficientemente reveladoras para inferir lo que ocurrirá hoy.

Algunos expertos, apuntan a la tecnología como el auténtico “asesino” de las huelgas generales como hasta ahora estaban concebidas. El modelo industrial tradicional parece haber pasado a la historia. La publicidad usada clásicamente por los sindicatos como los panfletos, la oralidad y otros medios se quedan rotos por las TIC, mientras los piquetes tienen más dificultades para interferir en algunos procesos, que se han transformado en mecánicos o electrónicos. En esta tendencia hay que incluir a la administración, ya transformada en e-administración, la cual posibilita que acciones que hace unos años requerían una presencia física del ciudadano hoy puedan realizarse online, como sellar el paro, presentar certificados digitales, aportar documentos, etc.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor