38, la mejor edad para ser emprendedor y levantar financiación

EmpresasFinanciaciónGestión empresarialRecursos HumanosSoftware

El fundador con acceso a fondos promedio cuenta con un máster y una experiencia laboral de 16 años, según un estudio de Bloomberg.

Por lo general se cree que para fundar una startup es mejor no haber rebasado la treintena o no haber pasado mucho de ella, porque hacen falta muchas ganas y energías para lanzarse a emprender.

Pero no todos coinciden en pensar así. Una cosa es montar una startup y la otra saber dirigirla y apañárselas para conseguir fondos de inversores. Para conseguir mantener una empresa emergente con financiación sería necesario algo más de edad. Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de California (concretamente de la Escuela de Negocios Hass) junto a Bloomberg Beta determina que la edad media de los fundadores que se aseguran capital riesgo está sobre los 38 años. El 38% de los que obtienen respaldo de VC tienen más de 40 años.

El informe también revela que estos emprendedores suelen tener un máster en su historial académico y cuentan con 16 años de experiencia laboral a sus espaldas como promedio.

Tenemos asociada la fundación de muchas grandes compañías tecnológicas a chavales que aún estaban en la universidad, como Bill Gates, Steve Jobs, Mark Zuckerberg o Evan Spiegel, sin embargo, el estudio identifica estas historias de éxito más como anomalías que como casos que sucedan con frecuencia.

“Tenemos un mito en la cabeza de lo que el fundador de una startup prototípico es y ese mito responde a un muchacho varón que se encuentra a medio camino de la veintena, que es blanco, que ha estudiado Informática en una universidad de prestigio y la ha abandonado”, señala Roy Bahat, director del fondo de inversión de tecnología en Bloomberg. “Sin embargo, esos puntos cautivan nuestra imaginación. La verdad es que podríamos estar sencillamente equivocados”.

Silicon Valley no solo es para informáticos

Para su investigación Bloomberg y la Escuela de Negocios Hass revisaron cientos de miles de perfiles públicos de las personas que trabajan en tecnología, encontrando que muchos elementos predictores del éxito de obtener financiación no han variado en los últimos años.

La buena noticia es que la mujer podría tener un papel mucho más activo. Ahora solo el 12% de los fundadores de startups son féminas, pero según las características analizadas, un 20% podrían ser fundadoras de éxito. “Si nos fijamos solo en las historias profesionales de la gente que ha obtenido capital riesgo, entonces se sugiere que las personas que comparten esas historias son mucho más diversas que las personas que realmente obtienen fondos”, explica Bahat.

El mito del ingeniero también queda derribado con el estudio. Solo el 53% de los fundadores que han encontrado fondos tienen antecedentes en tecnología, lo que indica que en realidad un grado en Informática no es un requisito obligatorio para llegar a cerrar una ronda de financiación.

Otro factor predictivo que se investigó era la probabilidad de levantar fondos si se había trabajado en una empresa antes que tuviera el respaldo de firmas de capital riesgo. Resultó que aquellos que se habían mantenido mucho tiempo en el mismo trabajo tenían menos probabilidades de iniciar una startup, mientras aquellos que lo habían intentado y fallado al menos una vez contaban con más porcentaje a su favor para conseguir financiación.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor