El 39% de los españoles guarda información muy privada en sus móviles

Seguridad
3 0

El 72% de los españoles reconoce que ha perdido su dispositivo móvil al menos una vez. Un 44% consultaría un móvil ajeno sin permiso de su propietario.

Los móviles forman parte de nuestra vida cotidiana. Los usamos, guardamos información en ellos y a veces los perdemos. Un nuevo estudio de Norton by Symantec analiza cómo los españoles, italianos y franceses pierden sus móviles y qué tipo de información, incluyendo la más íntima, puede quedar expuesta.

La principal conclusión es que los consumidores están lejos de hacer un uso seguro de sus móviles. Aunque guardan una significativa cantidad de datos privados, incluyendo archivos y fotografías íntimos, el 72% de los españoles indica que ha perdido su dispositivo móvil al menos una vez, exponiendo esa información a la mirada indiscreta de otros. Unas miradas indiscretas que reconocen el 44% de los entrevistados españoles que estarían dispuestos a utilizar un teléfono sin la autorización de su propietario.

La caída accidental en la calle o en el transporte público es la forma más habitual de perder el móvil en los tres países analizados, seguida por el olvido en la oficina. El tercer lugar en el que más dispositivos móviles y datos pueden perderse es el baño, mientras que el robo del smartphone es la cuarta causa más probable en España.

Teniendo en cuenta el masivo uso de los dispositivos móviles, especialmente para leer correos electrónicos y para participar en redes sociales, es lógico que información muy personal acabe almacenada en estos dispositivos.

Así uno de cada cinco usuarios tiene sus datos bancarios personales en su dispositivo móvil; el 39% de los españoles guarda las claves de acceso de sus redes sociales y una proporción similar (36%) la de los datos de registro de su correo electrónico personal. Incluso el 39% de los españoles guarda fotos y vídeos íntimos o comprometidos en su smartphone, con la posibilidad de sufrir consecuencias embarazosas.

Aun así, la percepción de los riesgos asociados a los móviles todavía no es pareja a los mismos. El estudio de Norton afirma que es necesaria una mayor educación sobre el uso seguro del móvil, aunque se aprecia una madurez creciente en este sentido.

De media, la mitad de los entrevistados considera la pérdida de sus datos móviles como un riesgo o probable y ha introducido mejoras en la gestión de sus dispositivos, como compartir menos información. Sin embargo, menos de uno de cada diez entrevistados ha suscrito un seguro frente a la pérdida o robo de su móvil. La protección de los datos confidenciales ocupa el tercer puesto en el ranking de cosas para las que los consumidores están dispuestos a incrementar su nivel de protección, por detrás de los viajes y de los bienes materiales.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor