5 consejos para controlar tu reputación online

Marketing

Sigue estos cinco pasos y no tendrás que preocuparte por lo que podría surgir cuando alguien busque tu nombre en Internet o en las redes sociales.

Buscar tu propio nombre en Google es una caja de sorpresas, a veces no muy agradables. Una encuesta de 2015 mostraba que uno de cada cuatro estadounidenses admitía verse afectado negativamente por la información publicada sobre ellos en línea, ya que lo que otras personas encuentran en Internet sobre uno puede jugar un papel importante en nuestra capacidad para conseguir un trabajo y el éxito en los negocios.

Por todo ello, es necesario tener una reputación online limpia. Aquí hay cinco consejos para mejorar y posteriormente dominar tu imagen en línea.

1. Evaluar y limpiar. Empieza por observar tu presencia en línea. Cada uno tiene una presencia diferente y necesitas saber cuál es la tuya antes de ponerse a trabajar en mejorarla. Haz una búsqueda rápida en Google, Bing y Yahoo para ver qué aparece. Evalúa los resultados sobre ti y sobre otras personas con tu mismo nombre, el carácter y la calidad de las páginas web en las que figuras y las imágenes relacionadas. Para obtener mejores resultados, usa la opción Incógnito o Privado, de modo que la búsqueda no esté sesgada.

2. Reservar dominios y nombres en redes sociales. Una identidad en línea cautivadora es muy importante en el mundo virtual. La combinación de tu nombre y un dominio llamativo te puede convertir en una marca única, especialmente con los nuevos dominios gTLD. Una vez reservado el dominio, crea un sitio web que funcione como un punto de información positivo sobre tí mismo: experiencia de trabajo, un pequeño blog y una página de contacto. Hazlo también en las redes sociales, creando cualquier cuenta que se pueda relacionar con tu nombre para que otras personas no puedan hacerse con ella.

3. Entender tus objetivos. Con el fin de mejorar realmente tu presencia en línea, es preciso estar constantemente activo en la Red y dedicarle una cierta atención y compromiso. Para gestionar eficazmente el -normalmente escaso- tiempo en línea, hay que tener claro cuál es el propósito de mejorar tu reputación en línea: encontrar un trabajo diferente, asegurar tu negocio, lanzar una empresa… También es útil comprender tu Propuesta de Valor Único, es decir, lo que puedes ofrecer a la gente.

4. Desarrollar una estrategia de contenidos. Piensa en cómo puedes deleitar a tu público objetivo al mismo tiempo que impulsas tu marca personal. Pregúntate qué es lo que tus seguidores ya saben acerca de ti y tus productos y qué crees que deben saber para alcanzar tus metas.

5. Crear un calendario de presencias y atenerse a él. El siguiente paso es crear un plan que establezca cuándo publicar contenido y aparecer en las redes sociales. Calcula la frecuencia con la que deseas publicar a lo largo del día o de la semana y luego sigue fielmente ese plan. Como guía, es preciso mantener una presencia activa en redes sociales a lo largo de la semana y publicar algún contenido original una vez al mes como mínimo.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor