5 consejos para mantener al equipo de tu startup motivado

Empresas
Motivación

Una vez que pasa la emoción inicial de estar en una startup, las dificultades del trabajo pueden acabar con la motivación del equipo. Estos son algunos consejos para que no ocurra.

Trabajar en una startup es duro: requiere mucho compromiso, trabajo y tiempo, y los frutos de todo ese esfuerzo no son siempre visibles de forma inmediata. Tras la emoción inicial del comienzo, los golpes pueden empezar a llegar al no conseguir despegar tan pronto como se esperaba. O puede que sí, que el éxito haya llegado de pronto y que os haya sorprendido a todos, obligando al equipo de la startup a trabajar mucho más de lo que es recomendable o sano. Y entonces llega el siguiente problema: la desmotivación. Ya sea por falta de resultados o por cansancio extremo, es fácil que los empleados de una startup se desmotiven. ¿Cómo evitarlo? Siguiendo estos cinco consejos para mantener motivado al equipo de una startup:

1. Cultura de startup y de equipo: haced cosas juntos. Que no sea todo trabajo y más trabajo. Haz que el equipo de la startup sea un equipo de verdad: organiza actividades fuera de la oficina (informales, que no sea obligatorio), salid a comer fuera un día a la semana… Ese espíritu de equipo unido que trabaja por un mismo fin ayudará a que los empleados se sientan más unidos entre ellos y a lo que les une, la startup.

2. Celebra los pequeños triunfos. Quizá el gran objetivo esté todavía lejos, pero eso no significa que no haya nada que celebrar. Cada pequeño paso en la dirección correcta, cada pequeña buena noticia, es una excusa para juntar al equipo, felicitarles por su trabajo y hacer un pequeño brindis o pedir unas pizzas. Ayudará a todos a sentir que su trabajo está sirviendo para algo.

3. Sé transparente. La confianza es clave en toda startup. No intentes ocultar cosas a tu equipo, siempre hay filtraciones de algún tipo, habrá rumores y, sobre todo, perderán su confianza en ti. Y con esa pérdida de confianza enseguida llega la pérdida de motivación. Deja las cosas claras, comparte tu visión y cómo está saliendo todo, lo bueno y lo malo.

4. Reconoce el trabajo con recompensas personalizadas. Además de esos pequeños triunfos que podéis celebrar como equipo, intenta también reconocer el trabajo de cada uno de tus empleados de forma personal. Intenta además conocerlos y si, por lo que sea, sientes que debes dar a alguien una pequeña recompensa, haz que sea algo que realmente quiere o le va a hacer ilusión. La recompensa se sentirá como doble.

5. Sé flexible. Una de las ventajas de tener una empresa todavía pequeña es que es mucho más sencillo encontrar la flexibilidad. Permite a tus empleados teletrabajar si no es necesario que estén en la sede de la startup y adaptar su horario a sus necesidades personales (entrar más tarde para llevar a los niños al colegio, por ejemplo, y salir un poco más tarde a cambio). Trabajarán más a gusto y motivados.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor