5 consejos para vencer el miedo al fracaso y lanzar tu startup de una vez

Empresas

El miedo al fracaso hace que muchos emprendedores en potencia nunca den el paso definitivo y lancen su startup. Estos son algunos consejos para vencer ese miedo.

¿Quién no ha pensado nunca en lanzar su propio negocio? Todo el mundo tiene una idea, que ha contado a mucha gente o que mantiene secreta en su mente, un pequeño sueño en el que se convierte en emprendedor y cambia el mundo. Pero el porcentaje de personas que se atreven a dar ese paso final es muy pequeño. Hay dos razones principales: o bien que en realidad no se quiere emprender o, simplemente, puro y sencillo miedo al fracaso. ¿Y si no cambio el mundo? ¿y si la empresa no sobrevive? Pero si no se intenta, no se gana. Estos son 5 consejos para vencer ese miedo al fracaso:

1 . ¿Qué es lo peor que podría pasar? Identificar esos miedos, apuntarlos en un papel, hace que estén mucho más claros y que muchas veces pierdan poder (en la cabeza todo tiende a magnificarse). Es muy poco probable que un fracaso empresarial haga que el emprendedor acabe viviendo en la calle o pasando hambre de verdad. Perderá sus ahorros, sí, pero ganará a cambio una experiencia muy valiosa que hará que sea más atractivo para que otras empresas lo contraten o que incluso le pierda el miedo para siempre al tema y lo vuelva a intentar con otra idea.

2. Investiga el mercado. Muchas veces hay miedos que se vencen con un poco de investigación previa. Da siempre mucho miedo lanzarse a algo desconocido, pero en cuanto se tiene algo más de información es más fácil imaginarse recorriendo ese camino. Eso sí, sin pasarse: no puede ser que por querer saberlo todo (algo imposible, por otra parte) acabes por no tomar la decisión de emprender nunca.

3. Haz un plan de supervivencia. Puede que las cosas salgan mal, sí, es hasta probable que eso ocurra. Pero que ese fracaso no te pille desprevenido. Tener un plan B, un plan de supervivencia trazado para estar preparado si hay problemas te ayudará a sentirte más seguro a la hora de emprender. Este plan no tiene por qué referirse solo a qué hacer ante el fracaso total, sino a qué hacer si las cosas empiezan a no ir bien: plazos, cambios de estrategia u objetivos, etc.

4. Piensa en las consecuencias de no hacer nada. Quedarse como uno está puede parecer lo más seguro, pero muchas veces ayuda pensar en cuáles serán las consecuencias reales de la inacción. ¿Cómo te sentirás en el futuro con esa eterna duda de qué habría pasado si te hubieses atrevido a lanzarte a la piscina de una startup? El riesgo al fracaso siempre estará ahí, pero podrás decir que lo has intentado.

5. Deja de darle vueltas y lánzate. Al final la única forma de superar los miedos es enfrentarse a ellos, y en el mundo del emprendimiento eso significa dejar de pensar en esa hipotética startup y dar los primeros pasos para lanzarla. Empezarás poco a poco e irás avanzando hasta que no haya vuelta atrás. Los obstáculos y problemas que tanto temías aparecerán y no tendrás más remedio que enfrentarte a ellos. Aunque la startup acabe perdiendo esa batalla, tú habrás ganado sea cual sea el resultado.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor