5 errores comunes en la expansión internacional

Gestión empresarial

Las empresas pueden obtener una ventaja competitiva dirigiéndose a los mercados internacionales, siempre que adapten sus productos y estrategias a los clientes locales.

Para la mayoría de las empresas, la gran meta es crecer y expandirse, tanto a nivel nacional como a más mercados. Sin embargo, es habitual que los empresarios cometan errores en el proceso de expansión. Esos errores ocurren con más frecuencia a medida que las pequeñas empresas empiezan a ofrecer sus bienes y servicios fuera de su país de origen. Hoy repasamos 5 de los errores más comunes de aquellos que buscan expandirse a nivel internacional, y cómo se pueden evitar:

1. Expandirse por un motivo equivocado. Las empresas que buscan ganar dinero rápido no deben expandirse. La expansión global es una inversión a largo plazo, para aquellos que son pacientes y cuentan con un plan para el crecimiento gradual en el extranjero y están dispuestos a tomarse su tiempo puede obtener beneficios. A la hora de plantearse globalizar tu empresa, pregúntate si el equipo directivo está listo para afrontar retos mundiales, si la empresa posee los recursos y la estabilidad estructural para sostener el crecimiento internacional y si tiene una estructura organizativa flexible que se pueda adaptar a nuevos mercados.

2. No disponer de un plan. Las empresas que cuentan con un plan de expansión internacional llegan mejor preparadas a los nuevos mercados y pueden manejar mejor los obstáculos que surjan en su camino. Un buen plan debe estructurarse en cuatro partes: preparación, recursos, finanzas e investigación.

3. Abaratar costes relacionados con el talento. Todo empresario tiene la tentación de contratar jóvenes trabajadores inexpertos porque su presupuesto es apretado y puede pagares menos. Evitala a toda costa: contratar a la mejor persona posible facilita llevar tu negocio al éxito en nuevos mercados, especialmente en el talento local. Los profesionales locales tienen una mejor idea de lo que los clientes quieren y están en mejor posición para escuchar y entender sus necesidades.

4. Carecer de asesoramiento de expertos. Pocos empresarios poseen todos los conocimientos y habilidades necesarios para llevar a sus compañías a una expansión global, por lo que cuando se quiere ampliar mercado en áreas con las que no estamos familiarizados, es preciso buscar asesoramiento. Aunque el consejo de expertos no es barato, a la larga resulta económico en comparación con los costos, las oportunidades perdidas y el daño a la reputación corporativa causados por los primeros intentos fallidos.

5. No tener en cuenta la cultura y las preferencias locales. Muchas empresas no se molestan en ir más allá de la investigación de mercado general. Es preciso investigar los canales de comercialización locales, el comportamiento del consumidor o las preferencias de productos en el mercado concreto. Las normas culturales varían y es importante considerar cómo nos adaptaremos a las diferencias.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor