5G, el futuro de los coches autónomos

5GCloudDatacenterMovilidadSmartphones

AT&T apuesta por el uso del 5G para impulsar industrias como la RV y robótica.

La compañía estadounidense AT&T está reinventando la nube para impulsar mercados como el de los coches automáticos, la realidad virtual (RV) y aumentada (RA), o la robótica. Para conseguirlo, recurre al modelo denominado Edge Computing (EC) que consiste en pasar el tratamiento de los datos de los dispositivos a la nube.

Las aplicaciones como los coches autónomos, RA y RV exigirán grandes cantidades de procesamiento de datos en tiempo real. Se estima, por ejemplo, que los automóviles autodirigidos generan 3,6 terabytes de datos por hora gracias al conjunto de cámaras y otros sensores. Algunas funciones como el frenado, el giro y la aceleración siempre deberán ser gestionadas por los sistemas informáticos de los coches. Sin embargo, sistemas como la actualización de los mapas que utilizan estos coches para navegar podrían pasarse a la nube.

Esta es la propuesta de AT&T, que gracias al, cada vez más cerca, 5G se podría conseguir la latencia de un solo dígito de milisegundos que se necesitaría para conseguir el procesamiento de estos datos. Según la compañía el soporte sería su red de software definido (Software-defined, network).
También es aplicable a la RA y RV y la producción robótica. La creación de mundos totalmente virtuales o el uso de gráficos en imágenes reales requiere de un gran poder de procesamiento y una batería muy potente para un smartphone. Andre Fuetsch, presidente de AT&T Labs y director de tecnología asegura que el “Edge computing cumple con la promesa de la nube para trascender las limitaciones físicas de nuestros dispositivos móviles”. En cuanto a la fabricación, robótica, el servicio 5G podría desempeñar un papel vital en lo que se llama “Industry 4.0 – Digital Manufacturing”. Las conexiones inalámbricas de baja latencia antes mencionadas podrían eliminar las tradicionales conexiones por cable de los dispositivos robóticos. Las actualizaciones son más rápidas y los productos pueden llegar al mercado más rápido.

Sin embargo, la latencia también dependería de la distancia física entre el dispositivo móvil y los recursos de la red. Una larga distancia entre el usurario de RV y el centro de datos que alimentaría esa experiencia podría suponer un importante retardo en las imágenes. AT&T propone reducir esta distancia enviando los comandos a miles de oficinas, torres y celdas de procesamiento, equipadas con chips de procesamiento de gráficos de alta gama, que se encontraran más cerca del cliente y descentralizaran la nube.

Desde la compañía de telecomunicaciones aseguran que ya están implantando servicios compatibles con EC a sus clientes, a través del AT&T FlexWare SM . Actualmente, los clientes pueden administrar servicios de red potentes a través de un dispositivo de tableta estándar. El objetivo de la compañía es virtualizar el 75% de nuestras funciones de red para el 2020.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor