6 claves de la nueva estrategia móvil de Apple

EmpresasMovilidad

Con el lanzamiento de los iPhone 5s e iPhone 5c, Apple mantiene algunos de sus principios de marketing, pero echa por tierra otros.

Quién le ha visto y quién le ve. Apple ha lanzado dos smartphones a la vez, ha abrazado los colores chillones en su serio iPhone y se ha dejado seducir por el atractivo de los bajos precios ¿Cómo se ha transformado la estrategia móvil de la empresa de Tim Cook con el iPhone 5s e iPhone 5c? ¿Qué podemos esperar de la compañía en el futuro?

1- Dos en uno- Es la primera vez en su historia que Apple introduce dos modelos de teléfonos inteligentes de manera simultánea, aunque no la primera ocasión en la que los de Cupertino presentan dos dispositivos móviles a la vez. El pasado otoño Apple dio la sorpresa y anunció al mismo tiempo la cuarta generación de su iPad junto al iPad Mini, un producto mucho más económico que su tablet de gran tamaño y que parece haber cosechado más ventas que el primero. Dos piensan mejor que uno y calan en el público mejor que en soledad.

2- Adiós al modelo anterior- Hasta la fecha era común que, cuando Apple lanzaba un nuevo iPhone, la versión anterior se rebajara de precio. Pero con los iPhone 5s e iPhone 5c las cosas cambian de manera radical. El iPhone 5 se va a dejar de vender un año después de su aparición y, por el contrario, sí se seguirá comercializando su predecesor, el iPhone 4S. “En el pasado, cuando hemos anunciado un nuevo iPhone, hemos bajado el modelo del iPhone actual para hacerlo incluso más accesible a la gente, pero este año no haremos eso”, explicó ayer Tim Cook. En la tienda online de Apple solo podremos encontrar este terminal de hace dos años y los dos nuevos modelos que se vieron anoche. El iPhone 5 ha muerto joven, dejando un cadáver bonito.

3- Tamaño- Apple nunca se ha dejado llevar por lo que hagan otros en cuestión de dimensiones, ni siquiera aunque el mercado se haya llenado de dinosaurios por encima de las 5 pulgadas. Tras cinco generaciones de teléfonos con 3,5 pulgadas, la compañía de Tim Cook estiraba el año pasado su terminal hasta las 4 (cambiaba el largo, pero no el ancho). Después de un cambio así, estaba claro que no veríamos otro tan seguido. Eso no significa que la compañía de la manzana no vaya a acabar rindiéndose a lo grande. Se comenta que la firma de Cupertino está probando phablets de entre 4,8 y 6 pulgadas y podría lanzar dos modelos de generosas proporciones al mercado en 2014.

4- De lo exclusivo a lo popular– Con el lanzamiento del iPhone 5c tener un smartphone de Apple no será tan exclusivo ni diferenciador como antes. El iPhone 5c es el pan del pueblo, el utilitario que un obrero le compraría al señor Ford. En este terminal low-cost (costará entre 75 y 150 dólares) el aluminio y los elegantes tonos negros y blancos se han sacrificado y pervertido con plásticos, colores llamativos y un predominio de la forma sobre la función (colores de fondo de iOS 7 que combinan con el tono de cada carcasa). Para algunos, la antaño elitista Apple se ha vuelto ‘choni’.

5- Falta de hermetismo- Algo ha cambiado en la compañía de Cupertino. Parece que en Apple ya no saben guardar secretos. El hermetismo que rodeaba a la enseña de la manzana y el misterio que envolvía a sus presentaciones empieza a desaparecer poco a poco. En el pasado a Apple se le reventaron algunas sorpresas por los descuidos de algunos empleados de la casa tomando unas cervezas. Nunca volvieron a trabajar para la empresa. A la plantilla se le pedía silencio absoluto, cautela extrema ¿Son las filtraciones culpa del creciente número de intermediarios en la cadena de valor, con proveedores, operadoras y desarrolladores que hacen lo que sea por sacarse un extra? ¿O simplemente es que le falta a Tim Cook la mano dura que tenía su antiguo jefe, Steve Jobs, para parar este tipo de cosas?

6- Cantidad- Productos caros y con cierto toque de exclusividad para clientes que aprecian la calidad y el diseño. Ese era el target al que Apple se dirigía hasta no hace mucho. Pero los de la manzana ya no son tan tiquismiquis. Para muestra, que la empresa decida organizar un evento en China un día después de introducir su nueva generación de iPhones en EE.UU. El populoso territorio mandarín es un objetivo primordial para la firma de la manzana. Porque empiezan a importar más las cifras de ventas y la cantidad de clientes conseguidos que el tener público cualificado. Apple quiere ser legión.

 

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor