6 consejos de marketing de contenidos para startups

Empresas

El marketing de contenidos será quien haga de tu startup un referente en la información sobre tu industria… y de fiar al comprar productos de ese sector.

Es una de las nuevas estrategias de moda. Olvida el SEO (no del todo), olvida la publicidad pagada, o las campañas de marketing en redes sociales. Lo que de verdad funciona y puede convertir a tu startup en alguien de referencia en su negocio es el marketing de contenidos. Y tiene sentido: en un mundo en el que estamos cada vez más saturados de información, en el que nos bombardean con ella de forma constante, a todos nos gusta poder confiar en alguien que diga siempre cosas interesantes. Y eso es a lo que debería aspirar tu startup.

El objetivo aquí no es la venta directa, ni siquiera el corto plazo. El objetivo es ir construyendo poco a poco una imagen, en ser referente como experto en el sector o la industria. Si en el blog de tu startup se habla siempre de temas muy interesantes relacionados con lo que haces, si ofreces consejos, análisis de la actualidad, etc., sin decir cada tres líneas “compra en x”, lo más probable es que, en el momento en el que un usuario necesite un producto de los que tú ofreces, tu nombre aparezca en su mente. ¿Cómo lograrlo? Estos son 6 consejos de marketing de contenidos para startups:

1. Crea un blog. Ojo, no se trata de hacer el clásico blog corporativo aburrido en el que solo se habla de lo que hace tu startup. Ese blog, a no ser que seas Google, no lo van a querer leer más que tus empleados y tú. El objetivo es que sea interesante para tus clientes potenciales, no para tus fans (a esos ya los tienes). Hay espacio para noticias corporativas, pero amplía el abanico y salte de ahí. Intenta hacer un blog que tus lectores recomienden. “Pues para saber sobre marketing de contenidos está muy bien el blog de [nombredetustartup].

2. Piensa en tu público objetivo. En ese blog (y a través de redes sociales) escribirás dirigiéndote a tu público objetivo, a ese perfil de persona que en tu plan de negocio definiste como alguien a quien le interesará tu producto o servicio. ¿Cómo es esa persona? ¿Qué temas le interesan? ¿Con qué lenguaje es mejor que te dirijas a ellos? Ten esto siempre en cuenta.

3. Conviértete en editor y filtro de información. Una de las cosas más importantes para convertirse en ese referente. Además de crear contenidos relevantes y de interés, puedes también compartir cosas que se han publicado en otros sitios de la red. La idea es mantener siempre en mente quién es ese público objetivo y cliente potencial y darle solo cosas que de verdad le interesarán. Que vayan por ahí diciendo que una de las páginas de Facebook de las que siempre comparten cosas es la tuya. Ayuda a filtrar la información para que no nos sature.

4. Revísalo todo bien antes de publicar. En el marketing de contenidos no interesa ser el primero en contar algo, sino ser el que lo cuente mejor. Tomarse tiempo para escribir las cosas con calma, para seleccionar de verdad la información más interesante, para que ese resultado filtrado que prometes sea de verdad diferente y aporte valor. Tomarse tiempo para que al menos dos personas revisen cada publicación es también importante.

5. No te pases con las publicaciones. Ya sabes, menos es más, y aquí es también cierto. Vale que en redes sociales hay mucha competencia y que a los usuarios les llegan solo el 10% de las publicaciones, pero no quieres ser una de esas páginas spammers. Publica solo lo que realmente sea interesante y no porque “hay que publicar algo”.

6. No olvides las imágenes. A veces entendemos marketing de contenidos como solo texto, pero las imágenes también son importantes. Una fotografía o un vídeo cuenta a veces cosas mucho más valiosas que un  largo texto (y recuerda que en internet los usuarios sienten miedo al ver un texto muy largo). Tanto para tu blog, como para lo que compartes en redes sociales: no olvides el poder de la imagen.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor