6 consejos para entrar en una aceleradora de startups

Empresas

Destacar entre los miles de solicitudes que reciben las aceleradoras no es fácil, pero tampoco imposible.

Las aceleradoras de startups se han convertido en ese lugar en el que todo emprendedor quiere estar para sacar su negocio adelante. Programas diseñados para hacer de los mejores proyectos o startups primerizas algo real y con éxito, a través de mucha ayuda en forma de consejos de expertos, oportunidades de networking y financiación. ¿Qué emprendedor no querría meter su startup en una aceleradora?

El problema es siempre el mismo: hay muchas aceleradoras para elegir, pero hay todavía más startups que quieren entrar en ellas. La competencia es alta y, para lograr entrar en el programa elegido, es necesario aprender a destacar entre el resto de las solicitudes. ¿Cómo hacerlo? Estos son seis consejos para lograr entrar en una aceleradora de startups:

1. Describe tu proyecto de forma breve y sencilla. La clave que se repite una y otra vez: cualquier emprendedor debería ser capaz de contar en pocos segundos en qué consiste su proyecto de forma que se entienda. Casi todos los formularios que hay que rellenar al realizar una solicitud piden una descripción breve del proyecto. Olvida a los detalles y vete al grano: qué necesidad solucionas.

2. Sé original. Esto es bastante lógico: es mucho más fácil destacar entre el resto de startups si la tuya se dedica a algo realmente original y llamativo. Por supuesto, no es algo indispensable, muchas startups que simplemente mejoran un producto ya existente lograrán entrar, pero lo tendrán más difícil.

3. Ten algo listo para mostrar. A veces lo más sencillo es olvidar las palabras y mostrar lo que ya se tiene hecho (prototipos, etc.). Si tienes la oportunidad de hacerlo (si, por ejemplo, llegas a la fase de la entrevista), no lo dudes. A los responsables les gusta ver qué hay ya hecho del proyecto o en qué se traduce esa descripción que ya han leído.

4. Contacta con antiguos alumnos de la aceleradora en la que quieres entrar. Los antiguos alumnos (o alumnos actuales) podrán contarte su experiencia y cómo fue su proceso de selección. Nadie mejor que ellos sabe qué detalles buscan los responsables de la aceleradora y qué cosas no quieren.

5. Contacta con mentores de la aceleradora. Haz un pequeño trabajo de investigación sobre la aceleradora en la que quieres entrar y lánzate al networking. Puedes intentar quedar con alguno de los mentores, contarle tu idea y que te diga qué posibilidades tienes, que te dé algo de feedback sobre cómo mejorar tu solicitud.

6. Sé realista. Muchas veces los emprendedores se pierden en discursos sobre cómo su startup cambiará el mundo, pero hay momentos en los que es mejor mantenerse realista. Sé honesto con la gente de la aceleradora sobre el estado de desarrollo en el que te encuentras y el tiempo y esfuerzo que costará llevar la startup a convertirse en un negocio rentable. Valorarán que tengas los pies en el suelo.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor