6 consejos para lanzar una startup sin dejar la universidad

Empresas

Muchos emprendedores abandonan sus estudios para seguir con su startup, pero es posible también combinar ambas vidas.

El mundo de las startups más exitosas está lleno de universitarios, pero la mayoría de los que empezaron mientras estudiaban se caracterizan por no haber acabado sus carreras. ¿Es realmente incompatible tener una startup y continuar con los estudios universitarios? En realidad se trata más de una cuestión de prioridades y saber organizarse que de compatibilidad. Hay también casos de gente que logró acabar su carrera y sacar su startup adelante.

¿Cómo hacerlo, si todos sabemos que tener una startup es un ente hambriento y que se alimenta principalmente de tu tiempo? Lo primero es tener claro que se quieren hacer ambas cosas, ya que la falta de motivación en alguno de los caminos (normalmente el universitario) hará que el intentar compaginarlos sea un infierno y que, además, se acabe por abandonar. Pero si estás dispuesto a hacerlo, puedes seguir estos seis consejos:

1. Prioriza. Esto es quizá lo más importante. Como estudiante universitario puedes limitarte a tus estudios o ampliar con un montón de oportunidades fantásticas que atraerán a cualquier persona con curiosidad intelectual. Te gustaría aceptarlo todo, pero si tienes una startup también alimentándose de tus horas, estudia bien si puedes. Y, aunque sea difícil, aprende a decir que no. Lo más probable es que si te apuntas a cada oportunidad o proyecto acabes cansado y quemado antes de tiempo.

2. Aprovecha los recursos de la universidad. Todas las universidades ofrecen a sus estudiantes un montón de recursos que pueden ser muy útiles para un emprendedor: desde redes y programas de apoyo y startups, hasta la simple existencia de una biblioteca, pasando por un montón de profesores que pueden hacer de mentores. Recuerda que cuando salgas de la universidad tendrás que pagar por muchas de estas cosas, así que aprovéchalas ahora que las tienes a tu alcance.

3. Céntrate en las clases útiles. No te plantees la startup y tus estudios como dos facetas distintas de tu vida. A no ser que estés estudiando algo que no tenga absolutamente nada que ver, normalmente tendrás a tu alcance clases y cursos que pueden resultar muy prácticos en tu vida como emprendedor. Tómatelas como parte del trabajo que estás haciendo para que la startup salga adelante.

4. Busca un equipo de cofundadores. Si hay algo que sí que es prácticamente imposible es lanzar una startup mientras se estudia y no contar con el apoyo de un equipo de cofundadores en el que se confíe. Esas personas (o persona) deben ser gente preparada, con ganas y con espíritu emprendedor que, además de ayudarte a aligerar la carga de trabajo, te harán sentir que no estás solo. La universidad es un lugar perfecto para encontrar un partner perfecto, así que haz una pequeña investigación y no te quedes con el primer amigo que se apunte al bombardeo.

5. Reserva tiempo para tu startup. Compartimentar es clave: reserva un tiempo diario o semanal para dedicarte exclusivamente a trabajar en tu startup y no dejes que nada interfiera en él. Haz lo mismo con el tiempo dedicado a estudiar o a realizar proyectos realizados con tus estudios.

6. Sé realista. Mide tus energías y tu tiempo y no esperes que tus estudios o tu startup avancen con la misma facilidad a la que lo harían si estuvieses realizando exclusivamente una de las dos actividades. No pasa nada por ir un poco más despacio: te ayudará a sentar unas bases más seguras y a ganar una perspectiva que muchas veces queda perdida si uno tiene demasiada prisa.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor