6 consejos para ser una startup deseada… y comprada

Adquisiciones y FusionesCloudEmpresas

Llega un momento en el que las startups tienen que decidir entre seguir creciendo o empezar a buscar comprador. Seis consejos para los que opten por esta última opción.

Si echamos un vistazo a las noticias tecnológicas de las últimas semanas parecería que conseguir que alguien compre tu startup es de lo más sencillo. Por lo menos en el caso de sobre todo Yahoo! y en menor medida Linkedin, que han salido de compras y no le hacen ascos a nada. Busca un encuentro casual con Marissa Mayer, dile que tienes una startup y te comprará sin preguntarte ni qué haces… ¿o no es tan fácil? A pesar de estar oyendo cosas sobre startups adquiridas por grandes tecnológicas todos los días, lo cierto es que estas son unas pocas afortunadas entre muchas. ¿Has decidido que no estaría mal vender? Estos son 6 consejos para convertirte en una startup deseada (y comprada):

1. Ten un gran producto. Parece algo obvio, pero tu carta de presentación será qué es lo que haces. Las opciones para destacar son muchas: un producto único, un producto que mejora otros ya existentes de su categoría, un producto con potencial de futuro, un producto que cambia la vida de los usuarios. Si además tu producto está en alguna tendencia tecnológica que va a despuntar en un año, los grandes que están buscando rellenar ese hueco se interesarán más por ti.

2. Un producto o tecnología difícil de replicar. Sí, existe la propiedad intelectual, pero posiblemente quieras evitar meterte en juicios por plagio o infracción de patentes con Apple o Google. ¿Podrías ganar? Sí, pero ¿a qué coste? La idea de este paso es que tu startup ofrezca algo que no sea fácil de copiar: que lo más sencillo sea adquirir startup y propiedad intelectual.

3. Un gran equipo. ¿Has oído hablar de los acqui-hires? Es un juego de palabras entre adquisición (acquisition en inglés) y contratación (hire) y se refiere a las compras de startups en las que el objetivo no es tanto el producto como el equipo que lo ha desarrollado. Para llegar a esto necesitas un equipo de gente excepcional en su campo, muy experta y especializada. Un grupo de empleados que no solo son un sueño para la startup en la que estén, sino también para cualquier gran compañía tecnológica.

4. Date a conocer. A veces un gran producto no llega para lograr salir a la palestra, a veces es necesario hacer más esfuerzos para darse a conocer. Aquí tienes dos vertientes: por un lado, los contactos con los medios de comunicación (¿por qué no organizar un gran y original evento como lanzamiento?) y por otro con las empresas. Hacer contactos es básico desde el principio y en algunos casos podría llevarte ya a empezar a tener reuniones de esas “para hablar”.

5. Rodéate de expertos de confianza. Consejos, consejos y más consejos. Quieres escucharlo todo de gente que ha pasado por el proceso de vender su startup, de inversores, de miembros de grandes compañías que te cuenten qué suelen buscar. No hay que seguir sus consejos al pie de la letra (notarás que a veces se contradicen), pero es importante tener cuanta más información mejor para después utilizarla de la mejor forma.

6. Ten una visión clara de tu startup. Tu startup cambia vidas y tienes que ser capaz de transmitírselo así a cualquier persona que te encuentres en dos minutos. Si además te concentras en crear algo grande y único y no en conseguir que te compren, las llamadas podrían empezar a llegar desde el otro lado. Ya eres una startup deseada. Ahora compara ofertas, rodéate de asesores de confianza y toma una decisión. Marissa Mayer te quiere comprar.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor