6 estrategias para gestionar el crecimiento inesperado de tu negocio

Gestión empresarial

Construir tu empresa sobre la marcha funciona con un crecimiento sostenido, pero si de repente ganas un millón de clientes deberás tener claras ciertas cosas para adaptarte.

A priori, la rápida expansión del negocio debe ser el objetivo de cualquier empresa. Y sin embargo, un crecimiento repentino puede ser bueno como malo. Frecuentemente, las empresas más jóvenes se van construyendo sobre la marcha; esto funciona con un crecimiento sostenido, pero si ganan de repente un millón de clientes es posible que no logren adaptarse. A continuación se presentan 6 estrategias clave que determinan el éxito o el cierre ante una expansión inesperada del negocio:

1. Tener una estrategia de crecimiento empresarial. Los líderes de la empresadeben desarrollar una estrategia a medio plazo que incluya planes para sus necesidades operacionales, financieras y de recursos humanos en la eventualidad de un rápido crecimiento. Esto permite alcanzar el nivel adecuado de flexibilidad en sus sistemas para que puedan reaccionar rápidamente cuando comienzan a escalar.

2. Centrarse en sistemas de soporte de back-end, entrega y unidades de cumplimiento de pedidos. Un aspecto crítico del plan de crecimiento es la creación de sistemas back-end escalables para la prestación de servicios. Las empresas triunfan o no en función de su capacidad para mantener a los clientes satisfechos y, para ello, han de ser capaces de entregar los productos adecuados a tiempo, con el nivel esperado de servicio y calidad. Con un sistema eficaz de operaciones y administración, las compañías pueden mantener su oferta al día, incluso ante un crecimiento vertiginoso.

3. Planificar las consecuencias financieras. Una estrategia básica de finanzas y contabilidad -centrada en poco más que mantener un registro de los ingresos y gastos- puede funcionar para las pequeñas empresas, mas cuando las ventas y los gastos aumentan 10 veces de repente, también se multiplian los fallos en los sistemas de gestión financiera. Esto puede conducir rápidamente a perder el control del balance y conducir a decisiones impulsadas por conceptos erróneos acerca de la salud financiera de la firma.

4. Entender las necesidades. Las empresas necesitan entender cuáles son sus costes operativos y cómo evolucionarán a medida que crezca su negocio; sus necesidades de capital y si pueden cubrirse con efectivo, un préstamo o una inversión, y finalmente, cuáles son los costes en términos de capital humano potencial asociados con el crecimiento.

5. Deshacerse de los clientes que suponen un ‘peso muerto’. Una de las maneras más rápidas de extender rápidamente el negocio de una empresa es tratar de servir a todo el mundo. Esto a menudo significa desarrollar productos y atraer a clientes que no suponen la mayor eficiencia. Una ventaja del crecimiento es que las empresas finalmente pueden permitirse prescindir de sus peores clientes y productos.

6. Cuidar el liderazgo y el equipo. En última instancia, el factor más importante en el éxito de un negocio es el liderazgo y el equipo de trabajo. Es imprescindible inculcar un estilo de liderazgo que sea lo suficientemente flexible y ágil como para adaptar su visión y estrategia a los desafíos inesperados de escala. Además, se debe contar con un equipo que sea también flexible, para facilitar estps cambios de visión, y emprendedor, para desarrollar nuevos productos y procesos a medida que las necesidades y las demandas de los clientes también cambian.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor