6 lecciones para startups aprendidas en House of Cards

EmpresasStartups

Obviando lo poco ético de sus métodos, Frank Underwood está lleno de ideas y consejos perfectos para emprendedores.

Si eres seguidor de la serie y has empezado a leer esto con cierta inquietud, no te preocupes: no vamos a recomendar que mates a nadie si te estorba, ni que dejes toda tu ética y tu moral a un lado solo con el objetivo de llegar a lo más alto. Olvidando todos estos detalles, no obstante, Frank Underwood es una mina de filosofías y consejos que pueden ser aplicados de forma sencilla al mundo empresarial.

Lo bueno, además, es que en muchos casos esas lecciones son de verdad buenas y funcionan. Si a Underwood le sirven para ascender en el poder en Estados Unidos, ¿por qué no van a ayudar a triunfar a una startup? Y deja de lado los miedos a que todo sea un poco como la tercera temporada. Lo que le falla al personaje interpretado por Kevin Spacey es su falta de escrúpulos:

1. Escucha a tus usuarios. No, nunca has oído a Frank Underwood decir esto, pero sí algo similar: “Tenemos que dar un giro a nuestro pensamiento. Cuando hay vientos huracanados, no tiene sentido navegar en su contra”. ¿Conclusión? No pierdas nunca de vista hacia dónde sopla el viento, qué buscan y qué necesitan los usuarios. Escucha su feedback, analiza qué falla, y actúa en consecuencia.

2. No sufras por, ni pierdas el tiempo en cosas inútiles. “Hay dos tipos de dolor”, dice Underwood. “El dolor que te hace más fuerte, y el dolor inútil. (…) No tengo paciencia para las cosas inútiles”. Es decir, céntrate en lo que es de verdad importante para la startup y no pierdas el tiempo en tonterías. Y cuando hay un obstáculo o algo sale mal, haz que sea un dolor del primer tipo aprendiendo de él, y no del segundo.

3. Escoge a compañeros en los que confíes ciegamente. Todo puede salir mal y te pueden traicionar, por supuesto, pero si seleccionas bien a tu equipo de confianza y lo tratas bien (este es el fallo de Underwood), estarás mucho mejor preparado. Como ejemplo, por supuesto, el matrimonio Underwood, al menos en las primeras temporadas, y la fiel lealtad de Doug Stamper. Frank se apoya en ellos y, sin ellos, nunca habría logrado ascender tanto.

4. No tomes grandes decisiones de forma impulsiva. Siempre, siempre, deja que pase un día. Lo de consultar las cosas con la almohada se dice mucho, pero simplemente porque es cierto: a la mañana siguiente vemos las cosas siempre con mejor perspectiva. Underwood, hombre sabio en este tipo de temas, asegura en un momento que nunca toma decisiones importantes “tanto tiempo después del anochecer cuando todavía falta tanto para que amanezca”. Decidir cosas de noche nunca es buena idea.

5. Si no lo intentas, no lo conseguirás. No tengas miedo a equivocarte, cometer errores es inevitable si estás emprendiendo e innovando. Lo peor es siempre quedarse quieto y no hacer nada. “Este país necesita una experimentación constante y valiente. Es de sentido común escoger un método y probarlo. Y si falla, admitirlo de forma franca y probar otro. Pero sobre todo, intentar algo”.

6. No creas que llegar a lo más alto hará que todo sea más fácil. El método infalible de Frank Underwood le llevó exactamente adonde quería. Pero es justo aquí cuando empiezan sus problemas: nada es fácil, la responsabilidad es mayor, tiene más enemigos y muchas más batallas a las que atender. Ten cuidado si tu startup triunfa: el éxito real es saber mantenerse ahí arriba.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor