6 razones por las cuales tu logotipo falla

Marketing

El diseño de un logotipo requiere tiempo, esfuerzo y dinero. Sólo si ponemos la cantidad suficiente de los tres factores obtendremos buenos resultados.

La importancia de un logotipo nunca puede ser ignorada. Un logo es lo que da su identidad a un negocio y es, junto al nombre, lo primero que ven nuestros clientes. Cada negocio, ya sea grande, mediano o pequeño, necesita un logotipo para ser reconocido y establecer una identidad. Sin embargo, no todas las empresas tienen un buen logo: hay algunos errores comunes a la hora de diseñar un logotipo. Echemos un vistazo a seis de los errores de diseño del logotipo más típicos, tanto de los diseñadores como de los dueños de negocios:

1. Tener diseños demasiado simples (o demasiado complejos). Los logos simples son más fáciles de recordar, pero hoy en día se tienda a logos conceptuales. Claro que si es demasiado abstracto y difícil de entender, no dejara marca, además de que los logotipos con muchos detalles no sólo son difíciles de reconocer y recordar, sino también difíciles de imprimir.

2. Elegir opciones baratas. Hay muchos sitios web que proporcionan diseños de forma gratuita o a bajo precio. Estos trabajos baratos pueden llegar a ser más caros a largo plazo. Si no eres un experto en diseño, es mejor contratar a un profesional y gastar dinero para tener un logotipo de calidad.

3. Usar imágenes de baja calidad. Es importante utilizar imágenes de alta calidad al diseñar logotipos, para garantizar la calidad de reproducción e impresión. Dado que los logotipos se utilizan tanto en web como en papel y en diferentes tamaños, la calidad de la imagen es de suma importancia. La mejor solución es utilizar gráficos vectoriales. Se crean utilizando herramientas como CorelDraw y Adobe Illustrator. Nada de imágenes rasterizadas, de baja resolución o con marcas de agua.

4. Desatender la marca. Al diseñar un logotipo, hay que tener en cuenta que se dirige al cliente y no a uno mismo. Es importante tener en cuenta nuestra marca al elegir desde el color hasta la posición de la marca.

5. Emplear demasiados efectos de color. Aunque los logos coloridos resultan divertidos e impactantes, exagerar es contraproducente. Además, a veces los colores que se pueden utilizar están limitados por los requisitos de la marca o el mercado. Si se usan varios colores, hay que hacerlo de forma ordenada y evitar el uso de diferentes filtros y múltiples fuentes.

6. Copiar las ideas de otros. Copiar descaradamente la idea de otra persona o compañía no sólo es un delito, sino también una de las razones principales por las cuales los logotipos fallan. Si tu logo se parece demasiado al de otra empresa, no conectará bien con el público. Otra cuestión importante es investigar lo que funciona y lo que no, pero no dejarse inducir por tendencias o modas: un logotipo ha de ser perenne ya que sustituirlo o modificarlo con frecuencia se considera poco serio.

Vía TNW.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor