750.000 descargas de The Interview por bitTorrent en 20 horas

Empresas

Probablemente Sony esté gestionando la crisis del robo de sus datos de la peor manera posible. Tras amenazar a la presa, a Twitter y luego ceder a los chantajes y no estrenar The Interview, lo hacen online sólo en EEUU y propicia su pirateo masivo.

Probablemente The Interview sea la película que en estos días más expectación está causando. No tiene nada que ver con que sea buena o mala, sino por el hecho de que parece que es la causante de uno de las filtraciones empresariales más grandes hasta la fecha. El ataque sufrido por Sony Pictures por parte de GoP ha sido catastrófico para la empresa nipona y todavía queda aún mucha más información por filtrar.

Mientras Sony intenta por todos los medios silenciar el alcance de la noticia y sus consecuencias, con absurdas amenazas a prensa, usuarios y Twitter, por otro lado parece tan asustada por lo que GoP pueda publicar sobre ellos que han aceptado las pretensiones del grupo de hackers para no estrenar la película. Eso sí, tras la intervención de Obama y numerosas voces conocidas criticando la postura de Sony, al final la ha estrenado vía online.

Pero por alguna extraña razón, que además parece mostrar la escasa visión comercial de Sony, en lugar de que el estreno online fuera global, algo mucho más sencillo que con un estreno en los cines, han decidido limitarlo sólo a EEUU.

El resultado de esta brillante idea ha sido que a las pocas horas ya estaba pirateándose en la red, parte por aquellos que la descargarían de cualquier modo, pero otra gran parte por gente que hubiera pagado por verla en su país. Si bien quizás el estreno online global no habría sido suficiente como para pagar el coste de la película, seguramente con un audiencia mundial en lugar de únicamente estadounidense, la pérdidas generadas habrían sido mucho menores.

Sí, porque la expectación generada por todo el revuelo de The Interview ha llevado a que las descargas por BitTorrent de la película hayan sido de más de 750.000 en tan sólo unas 20 horas. Así que ya sabéis, si queréis ver la películas y no vivís en EEUU, Sony prácticamente os está obligando a que la descarguéis.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor