A los hotspots WLAN les queda largo camino por recorrer

Empresas

Un estudio de IDC muestra el poco atractivo que los hotspots WLAN tienen para las compañías europeas.

Aunque el número de hotspots europeos casi se duplicaron en la primera mitad de 2004 y la venta de equipamiento WLAN (redes inalámbricas de área local) continúa mostrando un crecimiento positivo, el nivel de interés entre las empresas a la hora de utilizar los servicios de hotspots WLAN continúa siendo muy bajo.

En los últimos dos años, Wi-Fi ha generado un montón de interés, los consumidores han adoiptado esta tecnología inalámbrica en sus hogares y los operadores móviles han empezado a desplegar servicios de hotspots en lugares públicos a lo largo de toda Europa. No obstante, el nivel de utilización de tales servicios enfocados a los trabajadores móviles de las empresas permanece bajo.

Los resultados de una encuesta llevada a cabo por la firma de investigación de mercado IDC a 650 empresas de ocho países europeos muestra que:

-Sólo el 36,7 por ciento de las organizaciones que han respondido cuenta con una estrategia de datos móviles correcta.

-Aunque el 57,7 por ciento de los encuestados en los países entrevistados son conscientes de los servicios hotspot WLAN ofrecidos en sus países, sólo el ocho por ciento afirman estar muy interesados en tener tales servicios.

-El 11,3 por ciento de las grandes empresas están muy interesadas en utilizar PWLAN (redes personales de área local inalámbrica), frente al 4,3 por ciento de las pequeñas compañías que afirman estar interesadas en este tipo de servicios.

A comienzos de 2003 la mayoría de las operadoras móviles, fijas y especializadas de los países europeos donde se llevado a cabo la encuesta empezaron a desplegar servicios públicos de hotspots WLAN. Aunque el número de los mismos se ha duplicado en la mayoría de estos países en la primera mitad de 2004, el despliegue de hotspots en la mayoría de estos países todavía está en una etapa inicial. Estos servicios no están completamente integrados en la oferta móvil y, lo que es más importante, la mayoría de las localizaciones carecen de una gran cantidad de usuarios. De esta forma, el gran reto al que se enfrentan actualmente las operadoras es incrementar el interés en la utilización de tales servicios. Atrayendo más usuarios, las operadoras serán capaces de incrementar el tráfico de las redes de los hotspots y generar la suficiente corriente de ingresos como para hacer del despliegue de los hotspots un éxito.

“Si los operadores quieren que sus usuarios corporativos adopten estos servicios, tendrán que educar mejor a sus clientes sobre qué ventajas pueden ofrecer estos servicios a sus negocios”, afirma Evelien Wiggers, investigador señor del grupo de Telecomunicaciones y conexión de redes europeas de IDC.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor