Las acciones de Snap caen a su precio inicial

EmpresasMercados financieros

Una serie de días malos en la Bolsa de Nueva York y un mayor escepticismo sobre el futuro de Snap han presionado a la baja sobre sus acciones.

Parecía que la salida a Bolsa de Snap fue todo un éxito. Durante su primer día en Wall Street, la empresa propietaria de Snapchat vio cómo sus acciones subían más del 40%, pero en estos tres meses y medio las cosas han ido a peor.

Tanto, que ayer las acciones de Snap cerraron a 17 dólares, es decir, el mismo precio de su oferta pública inicial. En las operaciones posteriores al ciere del mercado, los títulos han subido levemente, pero esto no maquilla el hecho de que la compañía ha perdido prácticamente su revalorización.

El último informe de resultados de Snap fue bastante negativo y, aunque la compañía se las arregló para permanecer por encima de los 20 dólares por título en un período prolongado de tiempo, una serie de días malos para la Bolsa de Nueva York y un mayor escepticismo sobre el futuro de la compañía han presionado a la baja sobre su precio, informa TechCrunch.

Hay algunas implicaciones serias en la caída de las acciones de Snap. Un menor precio de los títulos puede dificultar la atracción de talento porque los paquetes de compensación vinculados a esos precios empiezan a ser menos valiosos. Además, Snap se enfrenta a la competencia de otras redes sociales como Facebook, que están copiando cada vez más las características y productos de Snap. Para una empresa que está tratando de atraer a los anunciantes desde una perspectiva única con un alto compromiso, tener enfrente a una empresa con recursos masivos y un producto publicitario reconocido, la cosa se puede poner vez más difícil.

Este descenso no es tan importante sobre una base de valor absoluto, ya que 17 dólares es el precio objetivo estimado por Snap en su OPI. Pero estos precios se fijan para recaudar tanto dinero como sea posible mientras los inversores se aseguran una oportunidad de hacer beneficios con la operación. Para el resto, ciertamente es un varapalo a la percepción de Snap como un valor potencial de crecimiento al estilo el paquete tradicional FANG formado por Facebook, Amazon, Netflix y Google.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor