Acer se enfrenta a 2008 soltando lastre y mirando al mercado corporativo

Empresas

Antonio Papale, director general de Acer Iberica ha sido el encargado de presentar los resultados de 2007 y anunciar que la compañía abandona el negocio de GPS y PDAs.

Sin haber cumplido los objetivos marcados el año pasado, la compañía habla de buenos resultados y se enfrenta a 2008 centrándose en los negocios de siempre y dejando de lado algunos en los que se adentró en los últimos tiempos, como PDAs, GPS e incluso el negocio de televisores que, en España, ha pasado desapercibido para el usuario.

Antonio Papale, director general de Acer Iberica ha sido el encargado de presentar los resultados en rueda de prensa y mostrar el posicionamiento que la compañía tiene en el mercadode portátiles o PCs de sobremesa.

La filial española facturó 635 millones de euros en 2007, un 9,28 por ciento menos de los 700 millones previstos. Antonio Papale, explicó que los ingresos de 2007 sólo aumentaron un 4,9 por ciento en relación al año anterior, al verse penalizados por la caída del mercado del PC, la mala situación del negocio en Portugal y por otros mercados secundarios, como el de las televisiones o el de los monitores, donde han caído de la primera posición a la sexta en el tercer trimestre de 2007, por detrás de HP, Samsung o Dell.

Sobre la estrategia de Acer para este 2008, una de las claves sertá atacar con firmeza el mercado corporativo, que por el momento representa sólo un tres por ciento de sus ingresos globales.

En 2007 Acer vendió en España 839.034 portátiles y 219.545 PC de sobremesa, lo que la situó segunda en el ranking de PC y primera en el de portátiles, por quinto año consecutivo, con una cuota de mercado del 34,6 por ciento y 21,5 por ciento respectivamente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor