Toda nuestra actividad en Facebook es susceptible de convertirse en anuncio

CloudMarketingPublicidadRedes SocialesSeguridad

Facebook recuerda que todo lo que hacen los usuarios en su plataforma, desde el registro en la red social hasta un Me Gusta, puede ser utilizado para hacer anuncios hacia otros usuarios.

En agosto Facebook cambió una vez más su política de uso de datos y la declaración de derechos y responsabilidades. Ahora, la compañía de Mark Zuckerberg ha publicado un post para recordar algunas de las modificaciones.

En su actualización, la firma de Menlo Park hace un inciso en el apartado publicitario para recordar que toda la actividad que se realiza en Facebook puede ser reciclada para hacer anuncios a otros usuarios de Facebook, lo cual incluye desde los Me Gusta a una página hasta un check-in en una localización concreta. Esto no es nada nuevo, ya hasta la fecha podían verse de manera frecuente las sugerencias de marcas o anunciantes y la aclaración del número de amigos que las siguen.

“La publicidad funciona de la misma manera y al igual que todo los demás de Facebook, conectando a tus amigos y las cosas que te importan para ver qué están haciendo y lo que te gusta, comentar, compartir e interactuar con todo ese contenido. Es social. Los anuncios funcionan de la misma manera y al igual que con todo el contenido de Facebook, te mostramos cuál de tus amigos han interactuado con algo para que sea más importante para ti”, señala el responsable de privacidad de Facebook, Erin Egan.

En cualquier caso es posible hacer menos visible estos gustos modificando la configuración de privacidad para que solo sean visibles por ciertos grupos que nos interesan.

Lo que sí ha cambiado Facebook en su política de privacidad es el apartado referente al uso que los menores hacen de la red social. Previamente, la empresa de Mark Zuckerberg indicaba a los padres que, al permitir que sus hijos usaran Facebook, se aceptaba implícitamente que su actividad pudiera ser utilizada de forma publicitaria. Ahora se ha incluido una frase para recordar que si se es menor de 18 años se entiende que se ha hablado antes con los padres o el tutor y ellos están de acuerdo con algunos de los términos.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor