Acusan al presidente de Samsung de evasión fiscal

Empresas

Lee Kun-hee podría haber sobornado a responsables del gobierno, fiscales y periodistas para falicilar el paso de la empresa a su hijo.

La gigante surcoreana Samsung atraviesa un momento turbio debido a la acusación formal de evasión de impuestos a su presidente, Lee Kun-hee, por parte de un fiscal independiente que lleva investigando el asunto desde hace más de tres meses sin encontrar, por el momento, pruebas determinantes.

La investigación se abrió en enero cuando el ex asesor judicial de Samsung, kim Yong-chul, acusó a la compañía de haber sobornado a periodistas, fiscales y políticos.

En una rueda de prensa televisada a toda la nación, el fiscal especial, Cho Joon-woong, acusó, además de al presidente, a otros nueve directivos de la empresa por irregularidades similares.

Según Cho Joon-wong “los ejecutivos utilizaron 1.199 cuentas con nombres prestados para lograr beneficios de la venta de acciones de las filiales de Samsung y evadieron 112.800 millones de wones (114 millones de dólares) libres de impuestos”.

Parece ser que el motivo de estos supuestos delitos podría ser facilitar el transpaso de la empresa al hijo del actual presidente, Lee Jae-yong.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor