Acusan a Samsung de abusos laborales en Brasil

Empresas

Jornadas de 15 horas, de pie y durante 27 días seguidos. El Ministerio de Trabajo brasileño denuncia estas condiciones en la fábrica de Samsung en Manaos.

La Fiscalía brasileña ha presentado una demanda contra Samsung acusando a la compañía de violar los derechos laborales en el país. Presuntamente, la multinacional establece turnos muy largos durante semanas seguidas para los trabajadores de una de sus fábricas.  La demanda fue presentada después de que el Ministerio de Trabajo y Empleo de Brasil descubriera las ínfimas condiciones laborales gracias a dos inspecciones en la fábrica de Samsung en la Zona Franca de Manaos.

Reporter Brasil informa de que los referidos empleados supuestamente trabajan de 10 a 15 horas por día, de pie y sin interrupciones. Algunos de los empleados de Samsung dicen que trabajan hasta 27 días seguidos.

De acuerdo con las investigaciones del Ministerio de Trabajo, los empleados también ensamblan las piezas con mayor rapidez de lo que se considera seguro, hasta tres veces la frecuencia que marcan los límites de seguridad. La fábrica de Manaos, donde se ensamblan algunos de los los teléfonos inteligentes de Samsung, tiene aproximadamente 5.600 empleados y ha recibido 2.018 solicitudes de baja laboral por problemas de salud como dolores de espalda, tendinitis y bursitis.

“La empresa no realiza una gestión correcta de la salud ocupacional”, denunció el investigador del Ministerio de Trabajo, Romulo Lins. “Y tampoco trata de resolver el probblema”. La demanda pide una compensación de aproximadamente 110 millones de dólares para los empleados de la fábrica.

Un portavoz de Samsung declaró: “Una vez recibida la queja en cuestión, vamos a realizar un examen minucioso y a cooperar plenamente con las autoridades brasileñas. Tenemos mucho cuidado para ofrecer un ambiente de trabajo que asegure los más altos estándares de la industria en cuanto a la salud, la seguridad y el bienestar de nuestros empleados en todo el mundo”.

A pesar de estas palabras, no es la primera vez que Samsung ha sido criticada por las malas condiciones laborales en sus fábricas. En 2011, la empresa surcoreana ya fue demandada en Brasil por mantener condiciones de trabajo precarias y hubo de pagar más de 200.000 dólares.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor