Adblock, vendida a un comprador desconocido

Adquisiciones y FusionesEmpresas

La misteriosa venta se produce en un momento clave para herramientas como Adblock, que cuentan con el apoyo de Apple, pero son combatidas por algunos medios.

La popular extensión para bloquear anuncios emergentes en páginas web Adblock ha sido vendida, según ha anunciado la empresa propietaria en la propia página de Adblock. Lo que no especifica es a quién ni por cuánto se ha vendido, ni mucho menos los motivos de la operación.

Cuando TNW contactó con miembros del equipo de Adblock para preguntar por la identidad del comprador, la empresa se negó diciendo que el comprador había pedido expresamente no ser nombrado. Lo único que ha trascendido es que el creador de la herramienta, Michael Gundlach, ya no tendrá ninguna relación con la empresa, y que el anterior director de Adblock, Gabriel Cubbage, ya está trabajando con el nuevo propietario.

La misteriosa venta se produce en un momento clave para este tipo de aplicaciones, toda vez que algunos editores han intentado poner trabas al bloqueo de publicidad, mientras que Apple ha permitido por primera vez a los usuarios de iOS bloquear los anuncios en sus dispositivos móviles.

Así las cosas, para los usuarios de Adblock, la incertidumbre sobre la propiedad de la extensión es una preocupación razonable, sobre todo si el nuevo comprador tiene algo que ocultar con la compra de Adblock. ¿Por qué habría de mantener su identidad en secreto, si se trata de un acuerdo legítimo?, se preguntan.

De momento, Adblock sigue siendo la extensión más popular para bloquear la publicidad en Chrome y Safari, con más de 40 millones de usuarios. El producto es viable económicamente gracias a las donaciones de los usuarios, a los que pide un dinero “regalo” para su desarrollo al instalar la extensión.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor