Adelgaza tu ordenador gratis

Empresas

Un sabio usuario que había experimentado como su ordenador había dejado de funcionar llevó su equipo a una tienda informática con la intención de recibir una segunda opinión ya que la primera de “te sale más barato comprar uno nuevo que repararlo” no le acababa de convencer.

La aventura empieza ahí. Veamos como termina todo.

El técnico de la tienda conectó el ordenador y se percató de que absolutamente ninguna luz se encendía y el equipo no daba ninguna señal de vida. Se percató de que el cable de cargador estaba un poco deteriorado, típico, y utilizó otro para hacerlo funcionar. El equipo ya sí que dio señales de vida pero seguía sin encenderse.

Al abrirlo se dio cuenta de que faltaban tanto la memoria RAM como el disco duro del equipo. Salió corriendo a por el cliente y le advirtió del incidente. Ante ello el cliente dijo que sí que es verdad que notaba al equipo un poco más ligero de lo normal tras sacarlo de la otra tienda. ¡Como para no!

Al día siguiente, y tras recuperar todas las piezas de su equipo, el cliente volvió a la tienda y por el precio de un cargador nuevo y reparar el conector de alimentación, bastante más barato que un equipo nuevo, se llevó el equipo en perfectas condiciones.

Con la que está cayendo y que haya gente que siga intentando estafar, con todas las letras, a sus clientes con prácticas como esta no tiene nombre. Cabe la remota posibilidad de que se extrajeran las piezas para comprobarlas y se le olvidara montarlas pero no es lo primero que se piensa en un caso como este… [Al otro lado del mostrador]

Autor: Yealfa
Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor