Adiós a las curvas asesinas

Empresas

Los vehículos podrían integrar una tecnología capaz de calcular las posibilidades de accidente cuando el conductor toma una curva.

Samantha Chen, del Centre for Accident Research & Road Safety dependiente de la Queensland University of Technology, está dirigiendo un proyecto para diseñar un sistema de transporte inteligente que busque reducir el número de curvas “negras” en las carreteras.

“Estamos desarrollando un modelo informático que analice la conducta del conductor y proponga contramedidas en tiempo real para minimizar los fallecimientos”, comenta Chain.

La principal innovación del sistema, según Chain, es que integra información sobre el comportamiento del conductor, la dinámica del vehículo, el entorno y el historial de accidentes de la compañía aseguradora para valorar y monitorizar el riesgo de accidente.

“Esto permitiría que el conductor tenga tiempo suficiente para reaccionar adecuadamente, fomentar una conducción segura y reducir los daños”, afirma la directora de investigación.

El sistema es capaz de decidirse por una intervención y dependiendo del riesgo advertir al conductor o corregir el error automáticamente.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor