Adiós a los timelines cronológicos: Twitter e Instagram se pasan al algoritmo

MarketingRedes Sociales

Ambas redes sociales siguen los pasos de Facebook y anuncian que sus timelines pasarán a estar ordenados por importancia.

Dos noticias y dos pequeñas revoluciones en redes sociales de gente quejándose: desde esta semana, Twitter muestra por defecto a sus usuarios un timeline ordenado gracias a un algoritmo y no de forma cronológica. Instagram, por su parte, está probando algo similar y posiblemente acabe por implementarlo de forma obligatoria para todo el mundo. Adiós al orden que todos entendíamos.

Lo de Twitter no es ninguna sorpresa. Hace ya unos meses que se empezó con el primer experimento, los tuits destacados como “Mientras no estabas” cuando los usuarios estaban un tiempo sin entrar en la red social. Y hace cosa de un mes la firma anunció que los usuarios podían escoger ver antes “los mejores tuits”, con el objetivo de que nadie se pierda nunca las actualizaciones que más le interesan. Ahora esa es la opción por defecto para todos (aunque se puede desactivar y volver al orden cronológico).

En Instagram anunciaron esta semana un cambio similar, explicando que la gente se pierde una media del 70% de lo que pasa en su feed. Para evitar que lo que se pierdan los usuarios sea precisamente lo que más les interesa (algo que podría llevar a la sensación de mucho ruido en la red social y su consecuente abandono), están empezando a probar un nuevo orden que mostrará los momentos que creen que interesan más a los usuarios.

“El orden de las fotos y los vídeos en tu feed se basará en la probabilidad de que estés interesado en el contenido, tu relación con la persona que postea y el momento del post”, dice el post en el blog de Instagram en el que anuncian el cambio. En Twitter el orden se basará en las cuentas con las que el usuario interactúa más, entre otras variables. La tormenta de críticas no tardó en llegar.

Ordenar el ruido e… ¿impulsar la publicidad?

El paso de un timeline cronológico a otro ordenado por las misteriosas manos de un algoritmo no es en realidad nada nuevo: Facebook hizo el cambio en 2009 y también se vio envuelto en críticas y amenazas de abandono. No obstante, como pasa casi siempre en estos casos, el cambio no mató a la red social y los usuarios se acostumbraron pronto.

Pero ¿qué tiene el orden cronológico para acabar siempre siendo abandonado? Muchos usuarios de estas redes, los críticos con la llegada de los algoritmos, aseguran que ellos no se pierden nada: cada vez que entran en el sitio (varias veces al día, por supuesto) hacen scroll hasta llegar a lo último que vieron y saben así que de verdad no se han perdido nada. Con el algoritmo, en cambio, nunca saben qué es lo que de pronto ha desaparecido de su timeline, con lo que se pierde cierto control.

El cambio al algoritmo sigue una lógica distinta: intenta ahorrar al usuario tener que pasar por tuits y posts que no le interesan, mostrándole únicamente aquellos con los que suele interactuar. ¿El objetivo? Que los usuarios noten que cada vez que entran en la red social en cuestión leen cosas nuevas y de interés, que no se pierden las actualizaciones de sus contactos favoritos, y que no ven solo cosas que en realidad no quieren ver (el ejemplo claro es aquella época en la que el timeline de Facebook estaba plagado de actualizaciones de FarmVille). Garantizar que van a seguir entrando.

¿Existen detrás otras razones más oscuras, relacionadas con la publicidad? Quizá. A Facebook se la acusó siempre de hacer cambios en su algoritmo que esconden las actualizaciones de las páginas, intentando así que paguen por visibilidad. Las acusaciones nunca fueron probadas (Facebook dijo a las páginas: haced actualizaciones de calidad y apareceréis), pero la sospecha continúa. Y seguro que no tarda en extenderse a Twitter y a Instagram.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor