AeroShot, la cafeína que se respira

Empresas

Hay ocasiones en que necesitas un chute rápido, pero sano, que te mantenga despierto.

Una bebida de cola o un café bien cargado pueden ayudar a mantenerte con los ojos abiertos un rato más mientras terminas ese trabajo que tienes que entragar mañana o para un repaso de última hora la noche antes del examen. Pero a veces hay prisa incluso para que la cafeína empiece a hacer efecto. Es el momento de AeroShot, que se aprovecha de la ventaja que presentan los pulmones como vía más rápida de que las sustancias entren en tu torrente sanguíneo.

Estamos hablando de inhalar cafeína. Y aún hay más.

Como si fueras un asmático del sueño, AeroShot te proporciona por vía oral un chute de cafeína tan efectivo como un café bien cargado evitándote el mal aliento y las manchas en los dientes. La pega es que no va bien con un croissant, pero no se puede tener todo.

Cada cartucho contiene entre 6 y 8 “chufletazos” de un compuesto de vitamina B y 100 miligramos de cafeína, suficiente para que por las mañanas seas persona. Una gran ventaja con respecto a las bebidas energéticas es que AeroShot no te hará ganar peso puesto que no inhalas ni una sola caloría.

A pesar de su contenido en cafeína no notarás ningún sabor por si necesitas vencer el sueño pero no te gusta el sabor del café. Ha sido creado por el profesor de  Harvard David Edwards que desarrolló junto con Tom Hadfield la empresa Breathable Foods (Comidas Respirables).─[AeroShot vía Cool Hunting]

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor