Airbnb: “No competimos con los hoteles, expandimos la industria”

EmpresasFinanciaciónStartups

Mike Curtis, vicepresidente de ingeniería de Airbnb, confirma que la startup se diversificará a otros negocios asociados a los viajes.

Airbnb continúa expandiéndose a todo el mundo. La empresa de alojamientos B2B está abriendo nuevas oficinas en diferentes partes del mundo e incluso se plantea expandir su equipo de ingeniería, hasta ahora ubicado íntegramente en San Francisco, a otros países. Así lo ha explicado el vicepresidente de ingeniería de la startup, Mike Curtis, en una entrevista en el marco del 4YFN, un evento para startups que se celebra estos días en Barcelona en paralelo al Mobile World Congress y del cual ITespresso es media partner.

Airbnb está mirando hacia Asia, un mercado vibrante, “una gran oportunidad” por la cantidad de jóvenes que viajan internacionalmente. Sin embargo, no pierde de vista a Europa, ya que el 75% de sus reservas viene del Viejo Continente.

El ejecutivo ha echado la vista atrás y ha reflexionado como hace unos años, cuando empezaron, “sacar dinero porque la gente prestara sus hogares era algo loco”. Curtis ha hablado de cómo la sharing economy o el consumo colaborativo está transformando muchos sectores hoy en día, pese a las trabas legislativas. En este sentido, Curtis explica que están trabajando permanentemente con las administraciones locales.

“Compartir es una cosa increíble. Dejar casas, espacios, tu coche…. Los legisladores tienen que entenderlo, tienen que contemplar esas nuevas formas que antes no estaban”, comenta.

Así, la startup no se ve a sí misma como una competencia para los hoteles. “Estamos expandiendo la industria, no somos sus rivales”.

Más allá de los alojamientos

“Muchos llegan a un sitio, duermen, van a un lugar cercano, ven las típicas cosas turísticas y se van. Airbnb proporciona una forma distinta de conocer el mundo, permite que un viaje te cambie de alguna manera”, señala.

Curtis también dejó caer que el futuro de Airbnb pasará por experiencias asociadas a los viajes que vayan más allá de los alojamentos. “Vamos a empezar a hacer cosas relacionadas con todo lo que haces cuando vas de viaje. Para que no solo reserves un sitio para dormir, sino un sitio para viajar”, ha señalado el responsable. No obstante, ha descartado que se vayan a transformar en un operador turístico.

El ingeniero insiste en que Airbnb es una plataforma que permite conectar personas y que está en una tendencia tecnológica al alza: la de herramientas que permiten llevar servicios online al mundo offline. “Cuando pienso en datos, pienso en cómo crear conexiones entre dos personas, en cómo encontrar la mejor tecnología para vincular a la gente”, asevera.

Pagando una ronda

Curtis no ha querido responder a los rumores sobre una nueva ronda de financiación, aunque ha señalado que “si quisiéramos podríamos obtener 1.000 millones de dólares”. Techcrunch aseguraba hace unos días que esta inyección de capital elevaría su valor hasta los 20.000 millones de dólares. El responsable cree que no hay una burbuja y que una cifra así para una empresa como la suya no es una sobrevaloración.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor