Alcatel-Lucent recortará 5.500 puestos de trabajo

DespidosEmpresasGestión empresarial
Alcatel-Lucent, empresa de telecomunicaciones

Alcatel-Lucent despedirá a 5.490 empleados como parte de un programa que quiere recortar 1.250 millones de euros para finales de 2013.

El fabricante de telecomunicaciones Alcatel-Lucent anunció a finales de la semana pasada que planea despedir a casi 5.500 empleados en todo el mundo en un intento por volver a la rentabilidad reduciendo costes.

En una reunión con representantes sindicales, ejecutivos de Alcatel-Lucent han perfilado nuevos detalles de un amplio plan de restructuración que la compañía ya anunció el pasado mes de julio y cuyo objetivo es recortar 1.250 millones de euros en costes para finales de 2013.

Como parte de ese plan se propone el despido de 5.490 empleados, incluidos 3.300 en la región de EMEA.

Los despidos afectarán a un 7,2% de la plantilla de la compañía, que en diciembre de 2011 sumaba 76.002 empleados. Serán especialmente duros en Francia, donde se planean recortar 1.430 puestos de trabajo, o el 15% de la plantilla en el país.

Empresa líder en el mercado de telecomunicaciones que se promocionaba como la tienda única de los operadores, Alcatel-Lucent se ha visto afectada por la dura competencia del mercado. Alcatel-Lucent ha dicho que se centrará en ofrecer menos productos en menos regiones, lo que podría suponer la salida, en algunos casos, de contratos no rentables.

Inicialmente los despidos afectarán a los departamentos de ventas, martketing, finanzas y recursos humanos, aseguran desde el sindicato, que ha calificado el recorte como de “catástrofe humana e industrial”.

Alcatel-Lucent se creó en 2006 de la unión de la francesa Alcatel y la americana Lucent promocionándose como una fuerza que podría competir de una manera más efectiva con las empresas chinas. Pero fuera del mercado americano, la compañía se ha visto eclipsada por la china Huawei o la sueca Ericsson, con más margen para invertir en I+D en un negocio en el que prospera el que tiene el equipamiento más avanzados, más rápido y más pequeño, asegura The Wall Street Journal.

Leer la biografía del autor  Ocultar la biografía del autor